Los senderos de la fe

Buscando diversificar la oferta turística de la República Dominicana, el Ministerio de Turismo comenzó en el año 2009 una serie de estrategias para desarrollar productos complementarios a la tradicional oferta de sol y playa. Una de estas iniciativas consiste en vincular el turismo con la cultura y la historia dominicana, resaltando diversos componentes de la idiosincrasia nacional, así como rescatando elementos patrimoniales de las ciudades con arquitectura republicana de nuestro país. En el municipio de La Vega han sido realizadas las primeras obras de infraestructura que corresponden a este proyecto: el Museo Sacro de la Vega, el embellecimiento del Camino de los Dolores y la creación de una cruz monumental en el histórico santuario del Santo Cerro.

  • Plano

El proyecto Los Senderos de la Fe responde a la iniciativa del Ministerio de Turismo de establecer una oferta turística complementaria en la República Dominicana, apoyándose en la riqueza histórica, eventos importantes y lugares de culto y devoción católica que posee nuestro país, y como respuesta a la necesidad de consolidar nuevas zonas receptoras de turismo basadas en una oferta diferenciada.

La primera misa, el primer bautizo, la primera iglesia, las primeras diócesis, el primer obispo, las primeras catedrales; todos estos hitos ocurrieron en nuestro país y establecieron el inicio de la evangelización del Nuevo Mundo.

Este proyecto surge bajo esta premisa y establece una ruta nacional que parte de La Isabela, en Puerto Plata –lugar de celebración de la primera misa del Nuevo Mundo el 6 de enero de 1494–, continúa hacia el Santo Cerro de La Vega, luego Monte Plata –visitando el Cristo de Bayaguana–, la Ciudad Colonial de Santo Domingo con sus monumentos sacros, la basílica de Higüey, y lugares populares de sincretismo católico en provincias como San Juan de la Maguana y Hato Mayor.

El Departamento de Planeación y Proyectos del Ministerio de Turismo comienza una labor de investigación y gestión para establecer las bases oficiales de este proyecto. Estas bases se manifiestan de manera concreta en el municipio de La Vega, donde se realizaron las primeras obras de infraestructura que corresponden al proyecto: el Museo Sacro de la Vega, el embellecimiento del Camino de los Dolores que conduce al Santo Cerro, y la creación de una cruz monumental de hormigón, coralina, mosaico y luz en el exterior de la iglesia del Santo Cerro.

Museo Sacro de La Vega

Para elegir el sitio del museo se tomaron en cuenta factores como el valor histórico, el valor estilístico, la memoria colectiva, la ubicación y la oportunidad de reciclar un edificio que permitiera ofrecer una arquitectura de respeto y de puesta en valor del pasado y que a la vez respondiera a las necesidades sociales y culturales contemporáneas.
Se escogió una vivienda de principio del siglo XX frente a la catedral de La Vega, abandonado desde hacía varios años y que había sufrido un progresivo deterioro: todo el interior había sido demolido en el 2009 y solo quedaba la fachada original; altamente ornamentada y de gran riqueza estilística e histórica.

El respeto por la memoria patrimonial del edificio y satisfacer los requisitos contemporáneos para un fueron el objetivo mas importantes de la intervención.

El tesoro de la catedral está compuesto por piezas con valor cultural e histórico que identifican a la ciudad de La Vega. La catalogación y curaduría fue realizada por la licenciada Isabel Serrano junto con un equipo de restauradores.

La luz del mundo

La Concepción de La Vega fue una de las tres primeras diócesis del Nuevo Mundo. La historia dominicana relata cómo Cristóbal Colón plantó una cruz en un cerro cercano al fuerte de la Concepción, que durante muchos años fue realizadora de milagros y digna de peregrinaje. El lugar donde Colón colocó la cruz fue conocido con el nombre de Santo Cerro; actualmente es uno de los más importantes lugares de peregrinaje de la República Dominicana.

Frente al valle del Cibao se establece el lugar donde la nueva cruz marcará el destino del peregrino, al lado del mirador detrás del ábside de la iglesia. Tiene 14 metros de altura y fue concebida desde sus inicios como una pieza de luz más que como una cruz, la obra resultante es una instalación cercada por un rosario. La base central donde reposa la cruz está compuesta por elementos simbólicos alusivos a la Virgen, como es la ofrenda de rosas de metal apoyadas sobre una media luna. La cruz está cubierta con mosaicos que representan la pasión de Cristo.

Museo Sacro de La Vega (2011-2012), Calle Juan Bosch esquina Padre Adolfo, La Vega
  • Promotor: Diócesis de La Vega realizado con Fondos del Ministerio de Turismo
  • Superficie: 1200 m2 de construcción, lote: 940 m2
  • Institución: Ministerio de Turismo - Departamento de Planeación y Proyectos
  • Diseño arquitectónico: Ariosto Montisano y Maribel Villalona
  • Colaboradores: Arq. Yamilet Matos, Arq. Ricardo Abreu

La luz del mundo (2011-2012). Concepción original: Maribel Villalona y Ariosto Montisano. Desarrollo y confección: Iris Pérez.