Adoacero 2013

La Asociación Dominicana del Acero (Adoacero) organizó por segundo año consecutivo el concurso de diseño Adoacero en el que participaron estudiantes de tres escuelas de arquitectura del país. La iniciativa forma parte del concurso internacional de la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero), que se realiza desde hace seis años con la finalidad de incentivar el uso del acero en la construcción entre los estudiantes de arquitectura y carreras afines. El proyecto ganador correspondió a uno de los dos equipos de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, que representaron al país en la competencia internacional realizada en Lima (Perú).
El sexto Concurso Internacional Alacero para Estudiantes de Arquitectura propuso un tema en torno a la educación y la cultura: una biblioteca mediateca pública. Según exponen las bases del concurso, el crecimiento económico de los países de América Latina no ha sido acompañado por un mayor y mejor acceso a la educación y la cultura, por lo que se hace necesario abrir el pensamiento arquitectónico en lo relativo a la planificación urbana y a la implementación de edificios públicos de calidad por parte de instituciones que apoyan este desarrollo cultural.

El programa del concurso propone recoger la evolución y los adelantos que se han producido globalmente en la tipología de las bibliotecas, cuyos archivos incluyen actualmente una diversidad de medios digitales. De acuerdo con esto, el servicio que preste la nueva biblioteca pública debe anticiparse al lector, ocupándose de conocer sus necesidades de información y, a la vez, de atraerlo por múltiples medios para que se informe, se cultive y se distraiga. Las bases de diseño proponían un programa básico de salas, depósitos, oficinas, salas especiales e instalaciones anexas, que podía ser modificado de acuerdo con la situación de cada país. En términos generales, se proponía que la biblioteca mediateca pública se localizara en un terreno con un área total de entre 1,000 y 1,500 m2. La superficie construida según las estimaciones preliminares sería de 2,000 a 4,000 m2.

La intención fundamental del concurso era que los estudiantes comprendieran las infinitas posibilidades del acero como herramienta de diseño arquitectónico, en cuanto a sus combinaciones con otros materiales, su capacidad estructural y su potencial como material de cerramiento y de terminación. En la edición 2012, el ganador local fue de la Universidad Central del Este con el tema “unidad educativa de uso comunitario”. La representación viajó a Chile, donde se realizó el concurso internacional.

El equipo ganador del 2013 viajó a Perú, donde tuvo una participación destacada y considerablemente mejor con respecto a años anteriores, según la retroalimentación del jurado internacional, señal de la importancia que le están dando las escuelas de arquitectura al tema y a la competencia.
Para el arquitecto Juan Mubarak, director local del concurso, “la experiencia fue inolvidable para los estudiantes y para el país, desde la logística de la organización hasta la composición del jurado internacional. El jurado se conforma con representantes de cada país con alto nivel de conocimientos y experiencia en el uso del acero.

Omar Castellanos, director ejecutivo de Adoacero, anunció que este año el séptimo Concurso de Arquitectura Alacero tendrá un matiz interesante, ya que el tema estará basado en el proceso de urbanización y crecimiento de la población en América Latina y la demanda de soluciones habitacionales. El concurso propondrá el diseño y la conceptualización de una “vivienda social de altura media” que recupere zonas deterioradas, permita la reutilización y el mayor aprovechamiento de la infraestructura existente, y promueva la densificación y la contención del crecimiento sin límite de las ciudades.

Resultados del concurso

Primer lugar
Autores: Luis Zorrila y Amelia Adames
Tutor: Arq. José Antonio Constanzo, Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña

El proyecto se emplaza en la avenida Tiradentes, en el centro del polígono central de Santo Domingo, sector de gran densidad habitacional y comercial. La morfología del terreno y la altura de los edificios del entorno jugaron un papel importante en el diseño. La intención se resume en crear un artefacto arquitectónico que despierte el interés de los habitantes de la zona y otros visitantes. La mediateca pública está llamada a convertirse en un hito del sector y en un nodo que facilite la interacción urbana. Se propone un espacio público que sirve de filtro al entorno, y se aprovecha interna y externamente para la interacción social y la realización de actividades que dinamicen el intercambio cultural y de conocimientos.

Segundo lugar – Proyecto Ecosabana
Equipo: Sarah Tió, Racelys Sánchez, Johanna Castillo y José Morel
Tutor: Arq. Madeleine Villanueva, Pontificia Universidad Madre y Maestra, recinto Santo Tomás de Aquino

La propuesta se desarrolla en Sabana Perdida, en Santo Domingo Norte, un sector con condiciones económicas y sociales bajas y con una alta necesidad de espacios públicos. El proyecto plantea una implantación territorial que potencie las condiciones naturales, sociales y educativas del entorno. El objetivo es lograr un objeto arquitectónico que se proyecte más allá de su entorno directo, conformándose como un trasformador urbano entre lo ya construido y lo que se construirá.

Mención de honor
Equipo: Carlos Peña y Franssier Estévez
Tutor: Arq. Madeleine Villanueva, Universidad Central Del Este

El emplazamiento seleccionado es un lote de 1.800 m2 en la esquina de la avenida Independencia con la calle Mercedes de Guerra, en el barrio Los Maestros, de San Pedro de Macorís. Los espacios arquitectónicos fueron diseñados de forma simétrica y equilibrada, cuidando que cada área tuviera una adecuada iluminación natural. El sistema estructural partió del concepto de equilibrio; aprovechando la estabilidad física del acero, se utilizó un sistema de vector activo, en el cual la triangulación de las fuerzas y la distribución uniforme de las cargas es el principal elemento.

El equipo ganador del 2013 viajó a Perú, donde tuvo una participación destacada y considerablemente mejor con respecto a años anteriores, según la retroalimentación del jurado internacional, señal de la importancia que le están dando las escuelas de arquitectura al tema y a la competencia.

Omar Castellanos, director ejecutivo de Adoacero, anunció que este año el séptimo Concurso de Arquitectura Alacero tendrá un matiz interesante, ya que el tema estará basado en el proceso de urbanización y crecimiento de la población en América Latina y la demanda de soluciones habitacionales. El concurso propondrá el diseño y la conceptualización de una “vivienda social de altura media” que recupere zonas deterioradas, permita la reutilización y el mayor aprovechamiento de la infraestructura existente, y promueva la densificación y la contención del crecimiento sin límite de las ciudades.

Comité organizador del concurso Adoacero 2013
  • Director ejecutivo de Adoacero: Omar Castellanos
  • Director general del concurso nacional: Arq. Juan Mubarak
  • Director internacional: Arq. Álvaro Donoso
  • Miembros del jurado: Arq. Shaney Peña, Arq. Juan R. Castillo, ing. Julio Ureña, Ing. José Manuel Díaz y Arq. Juan Mubarak

Para ver la información para el Concurso 2014 visitar
www.alacero.org/concursodearquitectura
www.facebook.com/ADOACERO
twitter.com/ADOACERO