Villa La Catalina. Residencia vacacional en La Cumbre

Al dejar la carretera atrás para adentrarnos en los campos de La Cumbre, divisamos enclavada en una montaña la villa La Catalina. Se trata de una residencia vacacional que logra fundirse con su entorno gracias a la selección de materiales, a la disposición de su volumetría y la estrecha relación de sus espacios con la naturaleza.

Villa La Catalina.

Enclavada en una montaña del interior de la isla, en las cercanías de La Cumbre, se desarrolla esta interesante residencia  vacacional. La selección de materiales y el diseño de la volumetría y techos hacen que el proyecto se mimetice con el entorno. Los espacios se desarrollan en estrecho contacto con la naturaleza, lo que hace de su recorrido una rica experiencia sensorial. En conjunto, la obra resulta una exquisita pieza de  arquitectura residencial tropical.

Todo el exterior de la residencia ha sido revestido de lajas hechas con piedra gris de la localidad. Volúmenes con cerramiento de entramados de madera resaltan dentro de la gama de grises y verdes que ofrece el revestimiento de piedra, la vegetación y el paisaje natural.

Una estrecha carretera bordea la loma en que está enclavada la residencia y desemboca en la parte de atrás de la misma. Al llegar nos encontramos con un simple muro revestido de pañete rústico gris y una estructura de madera que se origina en el interior, vuela sobre el muro y se convierte en el garaje de la casa. A un lado del garaje se encuentra el acceso a la residencia, una gran puerta pivotante de madera maciza.

La casa cuenta con cuatro habitaciones, una principal y tres secundarias de igual diseño. Cada habitación secundaria tiene acceso a una terraza común que permite disfrutar desde otro ángulo el paisaje circundante. Cada habitación secundaria posee su baño. Hay que resaltar el diseño de los baños de la residencia: en éstos, como en el resto de la vivienda, se conjuga lo rústico, lo moderno y lo elegante. Los muebles creados para los lavamanos son interesantes: hechos de madera, varían de baño a baño. Uno de los aspectos más agradables es la entrada de luz natural a través de huecos de distintos tamaños y colocación.

Villa La catalina. La Catalina, La Cumbre, R. D.
  • Año inicio / término obra: 2004 - 02006
  • Área total de construcción: 985 m2
  • Diseño arquitectónico: Arquitecto Andrés Sánchez
Por: Michelle Valdez

Fotos: Francisco Manosalvas