Ben y Jáquez Arquitectos-Urbanistas

Ben y Jáquez es una joven firma de arquitectura cuya práctica profesional abarca del interiorismo al urbanismo. Sus creadores toman el lugar y el entorno como puntos de partida de los proyectos y utilizan la proporción y la modulación como herramientas para estructurarlos compositiva y espacialmente; ponen un importante cuidado técnico en sus obras, en las que la luz es un componente esencial. La combinación de estos factores produce una arquitectura nueva, refrescante y de mucha calidad.

Ben y Jáquez es una firma de jóvenes arquitectos que han podido realizar trabajos que van desde el interiorismo hasta el urbanismo. Está encabezada por los esposos Aleshiang Ben e Ysel Jáquez, ambos arquitectos y egresados de la Universidad Iberoamericana (Unibe). Comentan que siempre han trabajado en equipo desde los tiempos universitarios, y en el 2010 decidieron fundar su propio estudio de arquitectura, Ben y Jáquez. La colaboración siempre ha sido una constante de la firma y es una práctica con la que se identifican plenamente, no solamente en la arquitectura sino también en otras disciplinas. En cuanto al personal y tamaño de la oficina, explican que crece o decrece de acuerdo al flujo de trabajo; a través de los años han conformado un equipo de colaboradores que les da soporte y a los cuales consideran parte integral del estudio. Destacan la educación continua como esencial en su práctica profesional, para profundizar su nivel técnico y lograr una mejor arquitectura.

Proceso creativo y de diseño
Ben y Jáquez afirman que no importa la escala ni el tipo de proyecto, su punto de partida siempre es el lugar, el paisaje y el contexto; admiten que así como todos los proyectos son diferentes, diferentes y diversas deben ser las formas de afrontarlos. Obviamente, en cada obra siempre se realiza un proceso previo de investigación, pero incluso en ese momento inicial de diseño lo que prima es la relación con el entorno y lo existente. Amplían argumentando que para ellos es importante partir de esa relación íntima entre el requerimiento funcional, el programático y su vinculación con el lugar, el paisaje y el entorno; en sus propias palabras: “esto le da un lugar de pertenencia a la arquitectura, no es medalaganaria”

Al reflexionar sobre el proceso de diseño, lo catalogan de muy técnico. Manifiestan que desde un comienzo conceptualizan la arquitectura tomando en cuenta todos los aspectos técnicos, e incluso se consideran realizadores de una arquitectura de “background” o de fondo, la cual basa su valor agregado en lo técnico y funcional. Este énfasis puesto en lo técnico, así como una conciencia del reciclaje y del ahorro, los lleva a utilizar la modulación como elemento básico y estructurador del diseño, tanto en materiales como en la organización compositiva del proyecto completo.

La materialidad y la luz son elementos que consideran esenciales dentro de la conceptualización. Consideran la luz como un material más dentro de la obra, que aporta presencia y carácter al hecho arquitectónico. Por otro lado, siempre cuidan el aspecto climático, sobre todo en lo referente al consumo energético, lo que hace más eficiente su arquitectura. En todos sus proyectos hacen análisis de ganancia de calor, tomando muy en cuenta el posicionamiento del edificio para dar una adecuada respuesta climática, ya sea con un elemento de fachada ventilada, un quiebrasol u otro elemento arquitectónico pertinente para hacer el edificio más confortable y sostenible.

Opinan que su más reciente trabajo arquitectónico –la Galería de Arte San Ramón– es un resumen de su proceso creativo y el más representativo en cuanto a arquitectura se refiere. Por su conformación compositiva y respuesta formal, la estética de este edifico podría ser percibida como algo extranjero, de corte europeo.

Proyectos
Ben y Jáquez desean hacer una práctica profesional de amplio alcance, desde lo urbano hasta el interiorismo. Comentan que siempre saben la arquitectura que quieren hacer y cómo la quieren hacer. Dicen que pueden ser considerados como una oficina de equipamiento, ya que hasta ahora han hecho pocos proyectos de vivienda. En el futuro, su interés es diversificarse en tipología de obras, pues esto supone nuevo retos y les agrada incursionar en nuevos territorios y experimentar. Pasando a otras áreas de la profesión, Ben y Jáquez destacan el proyecto de La Puntilla de Puerto Plata (Arquitexto 68) como su obra más representativa a escala urbana.

La firma ha querido expandir su práctica más allá de las fronteras de nuestro país. Para este fin ha estableciendo una colaboración tipo joint venture con la firma Ben Olivetti, localizada en Basilea (Suiza) y dirigida por el hermano de Aleshiang, el arquitecto Subing Ben. Con este estudio han establecido un consorcio llamado JOBB (Jáquez, Olivetti, Ben y Ben), en el que han estado colaborando en proyectos para concursos en Suiza.

Por otra parte, la firma ha realizado proyectos de interiorismo, como el Restaurante Gallo Pinto (Arquitexto 76). Resaltan de este proyecto que casi todos los elementos utilizados provienen del restaurante anterior y fueron reciclados. Otro proyecto de interiores al que hacen mención es una oficina en la Torre Sol Azar.

Reseñas biográficas

Aleshiang Ben
Estudió arquitectura en la Universidad Iberoamericana (2002). Participó en cursos de gestión urbana y desarrollo sostenible y realizó una maestría en Diseño Arquitectónico en la Universidad de Navarra, como becario del Ministerio de Educación Superior. Es socio fundador de Ben y Jáquez, donde ejerce la labor de codirector y ejecutor de proyectos. Además de su actividad docente y profesional, Aleshiang Ben es codirector del proyecto Estudios Emergentes, un programa del mismo estudio Ben y Jáquez para financiar proyectos de fin de carrera. En el 2009 la Universidad Iberoamericana le otorgó el reconocimiento Egresado Destacado. Ha participado como ponente en numerosos talleres y seminarios.

Ysel Jáquez
Estudió arquitectura en la Universidad Iberoamericana (2002) y Planeamiento y Desarrollo Urbanístico en la Universidad de Navarra. Es socia fundadora de Ben y Jáquez, donde se desempeña como gerente administrativa, codirectora y ejecutora de proyectos. En el 2007 le fue otorgado el único accésit del Concurso de Ideas para el Plan de Ordenación del Valle del Baztán, y el mismo año el segundo lugar en el Concurso de Ideas para la Ordenación del Núcleo Histórico de Salinas. Se desempeña como docente en la Universidad Iberoamericana y en el 2009 fue reconocida como Egresado Destacado. Ha intervenido en numerosos eventos, talleres y conferencias.