Embassy Suites by Hilton

El proceso de crecimiento económico y expansión urbana que atraviesa Santo Domingo se evidencia en la ampliación de la infraestructura de servicios, especialmente en la hotelera.

El proyecto ubicado en pleno centro de la ciudad combina la imagen de una arquitectura moderna y de vanguardia con los beneficios de un proyecto de uso mixto: comercial, recreativo y de servicios. Con sus 27 niveles y 130 metros de altura, la torre Silver Sun Gallery constituye un nuevo hito de la ciudad de Santo Domingo. Los altos estándares de confort y elegancia fueron adecuadamente interpretados por la arquitecta Yudelka Checo en la creación de interiores que se destacan por un esmerado tratamiento de todos los componentes espaciales y por la cuidadosa selección del mobiliario y complementos que conjuga elementos clásicos y modernos.

En los últimos meses, importantes cadenas hoteleras han dado apertura a nuevas instalaciones. Es el caso del Embassy Suites by Hilton, que cuenta con una privilegiada ubicación en el corazón del polígono central, el principal centro de negocios y actividades de Santo Domingo.

El nuevo hotel está en la torre de 27 niveles del complejo comercial Silver Sun Gallery, un moderno y exclusivo centro comercial que consta de tres niveles de tiendas, cinco salas de cine, área de comida, parque temático infantil y cinco niveles de estacionamiento subterráneo. La propuesta hotelera corresponde a un hotel ejecutivo de ciudad de cinco estrellas al que se le integró un centro de eventos dirigido a satisfacer la demanda empresarial de alojamiento, además de servicios empresariales para la realización de actividades de diferente índole: negocios, profesionales y recreativas.

El edificio fue levantado originalmente para albergar una torre de oficinas, por lo que uno de los principales retos del diseño fue adaptar el nuevo uso a los requerimientos de la instalación hotelera. La envolvente recibió un moderno tratamiento exterior basado en fachadas ventiladas y muros cortina de vidrio templado y laminado en planos curvos, que dan movimiento y contrastan con los edificios de altura del entorno.

Un aspecto a destacar es que en las fachadas se utilizaron cristales reflectivos, que se caracterizan por proyectar una total claridad y transparencia al interior y al mismo tiempo poseen un excelente desempeño para el control solar y el ahorro de energía, además de que no afectan negativamente la percepción en el entorno inmediato.

La entrada principal se realiza a través de un primer vestíbulo ubicado a nivel de la calle sobre la avenida Tiradentes. Desde este vestíbulo se accede a través de un ascensor panorámico al amplio vestíbulo principal que se encuentra en el cuarto nivel. En ese mismo nivel se encuentra la recepción, un mueble de gran escala que combina revestimientos de pared con madera pintada y laqueada con vetas. Se destaca el diseño del pavimento: utiliza mármol, porcelanato y granito para la zonificación de diversos ambientes de estar. En una esquina del amplio atrio se encuentra el bar. Un importante punto focal es la cortina de agua que resbala sobre un espejo enmarcado por un muro revestido de piedra coralina que integra un jardín vertical.

La fuente aporta luminosidad y calidez al interior, con elementos naturales como la vegetación y el agua.

En este mismo nivel se encuentra el restaurante Ágata, con una exquisita decoración en la que sobresalen una cuidadosa selección de muebles y las lámparas colgantes que enfatizan las áreas de mesas y las paredes, sobre las que se diseñaron nichos de diversas formas y tamaños realzados con lujosos marcos. Estos nichos se destacan aún más por la iluminación, en algunos casos indirecta, y en otros, con apliques de estilo clásico.
El mezanine del cuarto nivel aloja el centro de negocios, los salones de eventos y las salas de banquetes, con capacidad de hasta 700 personas. En el quinto nivel se encuentra el gimnasio, un pequeño bar y la piscina integrada a una terraza al aire libre que ofrece interesantes vistas de la ciudad. La terraza exterior utiliza la madera sintética como pavimento y, en ambos extremos, cuenta con áreas de tomar el sol cuyo pavimento es de césped sintético.

El confort y la elegancia del mobiliario, del equipamiento y de la decoración son las características comunes de todos estos espacios.

El núcleo de circulación cuenta con cuatro ascensores. En la parte superior se encuentra la azotea, con un salón de actividades desde donde se disfrutan vistas panorámicas de 360º de la ciudad.

El hotel cuenta con 180 habitaciones para huéspedes distribuidas en 15 pisos, con la particularidad de que todas son suites y, por ende, muy espaciosas; las hay dobles y sencillas. Además del dormitorio, cada suite dispone de dos ambientes, uno que funciona como una pequeña oficina y el otro como una sala de estar, y de un espacioso y confortable baño. Cada suite está equipada con horno de microondas, mininevera, cafetera y dos televisores de pantalla plana.

Como es característico en el estilo de Yudelka Checo, la renombrada arquitecta e interiorista dominicana que tuvo a cargo el diseño de la obra arquitectónica y de los interiores, los ambientes se caracterizan por conjugar estilos que van desde la ultra modernidad hasta lo más clásico, salpicados de detalles muy chic.

Con su buen gusto, Checo logra combinar la elegancia de las piezas clásicas con muebles de fabulosos diseñadores, y aporta el glamour y la distinción requeridos por los altos estándares de la cadena hotelera.

El segundo hotel de Hilton Worldwide en Santo Domingo es un edificio contemporáneo con un diseño arquitectónico distintivo, con cálidos y atractivos interiores y una propuesta sobresaliente en la ciudad.

  • Planta arquitectónica de mezzanine en el primer nivel del hotel y quinto nivel
  • Plano

Un comentario en “Embassy Suites by Hilton

    Los comentarios para este artículo están Cerrados.