Academia de los Marineros de Seattle

La Academia de Béisbol de los Marineros de Seattle está ubicada en el municipio de Boca Chica y ocupa un terreno de aproximadamente cien mil metros cuadrados; tiene capacidad para alojar cerca de ochenta jugadores y diez entrenadores. Este complejo deportivo está compuesto por una serie de instalaciones para el entrenamiento y desarrollo de talentos jóvenes destinados al béisbol profesional de las ligas estadounidenses.

Utilizando el carácter industrial del estadio Safeco Field de Seattle como referencia de diseño, se genera una arquitectura contemporánea en la que se combinan los colores institucionales para relacionarse con la identidad del equipo. Los elementos de la fachada, además de ofrecer protección climática, aportan movimiento a la envolvente y la hacen más interesante. La disposición de los edificios del conjunto favorece los espacios exteriores y permite dominar visualmente el conjunto. En el interior, la altura, la transparencia y los materiales generan espacios fluidos, amplios y confortables.

Estas instalaciones incluyen tres campos de béisbol completos, un medio campo, una jaula de bateo, un campo de ejercicios de agilidad, un montículo de lanzamiento, un área de mantenimiento, una torre de observación, un edificio principal, la casa club y otras estructuras menores.

El recinto se organiza espacialmente a partir de la disposición de las dos estructuras volumétricamente más importantes, la casa club y el edificio principal. Ubicado de forma paralela a la calle de acceso, el edificio principal de dos niveles ofrece la bienvenida al complejo y, junto con el estacionamiento, define la entrada principal. Al estar en un lateral del lote, este edificio y la casa club crean un espacio triangular semiprivado con vistas que permiten observar la actividad del campus completo. Otro elemento importante del conjunto es la torre de observación. Está localizada en una posición elevada en medio de los campos de juego y desde ella los entrenadores y ejecutivos del equipo ven y evalúan las actividades que realizan los jugadores en los distintos lugares de la academia.

Partiendo de su amplia experiencia en varios proyectos similares, el arquitecto Mella asegura que el aspecto programático de esta tipología deportiva es casi idéntico en todos los casos. Al igual que en proyectos anteriores, el arquitecto conceptualiza la plástica y tectónica del proyecto de acuerdo con la identidad y características de la ciudad de origen del equipo.

Conocer su estadio de béisbol y utilizar sus elementos característicos, aunque no de forma exacta, permite ofrecer una identidad particular a la academia y diferenciarla de otras ya realizadas.

En la Academia de Seattle se utiliza como referencia el estadio Safeco field, de marcado aspecto industrial, cuya estructura metálica tiene mucha preponderancia visual.

En el proyecto se introduce el uso de estructuras metálicas vistas, tanto en el coronamiento de los edificios como en otras instalaciones menores tales como la garita de seguridad, el o cueva de la banca, el montículo de lanzamiento y la jaula de bateo. Estos elementos metálicos aportan a la obra ese aspecto industrial típico del estadio de la ciudad de Seattle. En cuanto a la paleta cromática utilizada, se eligen los tonos azules y grises combinados con blanco, los cuales forman parte de la imagen institucional del equipo de los Marineros.

El aspecto climático es otro elemento básico de la definición y configuración de la envolvente e imagen del proyecto. Aunque los edificios fueron concebidos para ser completamente climatizados de forma artificial, los elementos de protección solar de la fachada mitigan los efectos del sol y hacen que el edificio sea más eficiente energéticamente. Se usan quiebrasoles sobre la fachada y voladizos para proteger las ventanas; en algunos lugares, una doble fachada sirve para generar sombra mientras que en otros es suficientemente grande para convertirse en terraza o balcón. La combinación de todos estos elementos de fachada aporta movimiento a la edificación y crea un conjunto arquitectónico tropical que maneja muy bien el filtrado de la luz al interior y que compositivamente muestra un lenguaje contemporáneo de mucha calidad espacial y arquitectónicamente interesante.

El ambiente interior del edificio principal contiene una doble altura bien iluminada y transparente, comunicada visualmente con el jardín trasero, el edificio de la casa club y los campos de juego.

En medio de la recepción del edificio principal, una escalera ligera se presenta como un elemento escultórico que además ofrece acceso al segundo nivel. Frente a la escalera y mirando hacia el patio, un espacio de transición parecido a una terraza sirve de sala de visitas y lugar de estar desde donde se domina visualmente todo el complejo. Las demás dependencias de este primer nivel son las áreas de oficinas, los baños para visitantes, las aulas, el comedor para ochenta jugadores, la cocina y varios espacios de esparcimiento. En estos ambientes, sobre todo en el área de oficinas, las divisiones son mayormente de vidrio, lo que hace que el espacio sea fluido, amplio y bien iluminado, características que se acrecientan con el uso de techos altos, de porcelanato como en los pisos, de colores claros en las paredes y las puertas de roble. La edificación es simétrica y el esquema de circulación cuenta con dos núcleos verticales además del central ya mencionado.

En el segundo nivel están los dormitorios de los jugadores y un gran baño común; los dormitorios se dividen entre jugadores “firmados” y otros separados para los que están en fase de prueba. También se encuentran las habitaciones de los entrenadores, que poseen baño privado y balcón con vista a los campos de entrenamiento aprovechando los salientes de la fachada comentados anteriormente. Completan este piso dos salas de estar y una pequeña lavandería.

La segunda edificación es la casa club, que contiene aspectos más relacionados con la práctica del deporte.

Al igual que en el edificio principal, la casa club tiene un área de recepción y un pasillo central que conduce a las demás dependencias. Encontramos aquí la sala de entrenamiento, un gimnasio con área adjunta de terapia física y oficina, un área de vestidor y baño para entrenadores y un gran vestidor y baño para setenta jugadores. Aunque estos espacios poseen un caracter utilitario y funcional, cabe destaca la gran altura que proporciona amplitud al espacio interior, en particular en las áreas de vestidores y gimnasio. Además, este piso cuenta con oficinas de entrenadores y director técnico, habitación de video para revisar las jugadas, salón de reuniones, lavandería general y un gran almacén para útiles deportivos.

  • Plano 1
  • Plano 2

Un comentario en “Academia de los Marineros de Seattle

  • jonatan david guzman arias - hace 2 años atrás -

    hola buenos dias como puedo apuntarme es de gran importancia para mi. tengo 14 años voy para 15 en noviembre vivo en santo domingo los girasoles 2do republica dominicana gracis por favor dejenme la respuesta para si me dejan acceder al complejo yo ir haciendo todo lo que se necesita…

Los comentarios para este artículo están Cerrados.

© Arquitexto 2017. República Dominicana.