Patricia Flores

Patricia Flores es una arquitecta graduada en Santo Domingo, ciudad donde ejerció los primeros años de su profesión. En el 2006 emigró a París, donde continuó su práctica en prestigiosas firmas de diseño de interiores.

Tras independizarse, desarrolló su trabajo a partir del uso de colores brillantes y combinaciones de texturas que reflejan su procedencia tropical.

Tras terminar sus estudios de grado en la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña, Patricia ejerció varios años en diversos estudios de arquitectura de Santo Domingo. Luego de independizarse, realizó varios proyectos de arquitectura y diseño de interiores con su firma Patricia Flores y Asociados. En el año 2006 emigró a Francia. Su colaboración con firmas dirigidas por los mejores diseñadores de interiores de París cimentó su práctica. Junto con Christian de Beauvais, de Tukana Architecture, Patricia participó en la ejecución de planos constructivos y supervisión de obra de apartamentos y villas de lujo en París. Luego colaboró con Sybille de Margerie, de SM Design, en la concepción, realización de planos, selección de mobiliario y supervisión de obra de hoteles en Israel, Siria, Líbano y París. En el 2012 fundó su propia firma, PFB Design, donde desarrolla su pasión por la concepción de nuevos ambientes y espacios.

Su trabajo expresa claramente una gran pasión por los colores de tonos vibrantes y el diseño ecléctico. Dentro del diseño de interiores, ha trabajado varias tipologías: residencial, oficina y hotel. También ha desarrollado obras de arquitectura residencial en Punta Cana, en la región este de su natal República Dominicana.

Interiores residenciales
Patricia busca amplitud y continuidad en los espacios que proyecta. En las áreas sociales prefiere el color blanco sobre las paredes y los visillos de los cerramientos para permitir la entrada de luz natural y hace que los espacios se sientan más amplios. Las lámparas son piezas de diseño esenciales para lograr el carácter del espacio, además de cumplir su función. Para las áreas privadas, habitaciones y baños, se utilizan colores y revestimientos más arriesgados sobre las paredes.

Otra de sus intervenciones es el apartamento Flamant, en este caso inspirado en el estilo flamand (flamenco) proveniente de Bélgica y del norte de Francia. El mobiliario se asocia con el estilo burgués (siglo XVIII) y muebles de estilo rústico y envejecidos con cierto aire industrial.

Interiores comerciales
Otra tipología que Patricia Flores ha abordado en su trabajo de interiorista es la de carácter comercial. Trabajó algunos espacios dentro del local de oficinas de una empresa privada e intervino en las áreas sociales del Hotel Miramar, ambos proyectos ubicados en la ciudad de París. Los espacios creados dentro de esta tipología mantienen la línea de colorido y eclecticismo de su trabajo residencial. En el caso de la intervención en los interiores de la oficina privada, se adecuaron la sala de juntas, el área de espera y la oficina principal para lograr espacios contemporáneos donde el mobiliario y las lámparas impregnen color y estilo a los ambientes.

VillasEn estos proyectos, Patricia Flores tuvo a su cargo el diseño arquitectónico y el interiorismo. Se trata de dos residencias vacacionales ubicadas en la zona turística de Punta Cana. En la arquitectura de las villas Ocre y Rouge predominan las líneas ortogonales y puras. En contraste con su obra de París, la paleta de colores se mantiene dentro de un espectro neutro. Solo en el caso de la Villa Rouge se introducen algunos elementos rojos, como la puerta de la entrada principal. En suma, todo el trabajo que Patricia Flores ha desarrollado en lugares tan lejanos y disímiles como Punta Cana y París expresa una belleza poética y de gran fuerza visual gracias al uso de atrevidos colores y texturas y a la conexión espacial con el exterior. Todo esto es un reflejo de su origen caribeño y tropical, que sin dudas influye en su personalidad.