Playa Grande: Amanera

Amanera, el nuevo complejo del grupo Aman Resorts ubicado sobre un acantilado de 60 pies con vistas espectaculares de Playa Grande, República Dominicana. La fuerza de la experiencia en Amanera yace en la poética del hormigón, los espejos de agua y sus efectos de reflejo, el paisaje, el preciso trabajo de ebanistería y los detalles que comprenden todas las escalas y evidencian la profunda pasión por la arquitectura y el diseño.

Amanera es el proyecto insignia del complejo turístico Playa Grande Club and Reserve de la costa norte de la República Dominicana. Es parte de la cadena Aman Resorts, reconocida mundialmente por ofrecer hoteles tipo boutique del más alto nivel en los cuales se brinda al visitante exclusividad, la más estricta privacidad y las mayores atenciones y servicios amparados por diseños arquitectónicos únicos y visualmente impactantes.

Cada uno de los hoteles Aman está diseñado y construido con el más alto nivel de terminación.

El nombre Amanera se deriva del término sánscrito aman, que significa ‘paz’, y del vocablo taino era, que significa ‘agua’. De hecho, el agua es un elemento esencial dentro de la concepción del diseño y la experiencia espacial y visual del hotel, diseñado meticulosamente por el arquitecto John Heah, de Heah & Co., radicado en Londres.

Heah se encargó de diseñar desde la arquitectura hasta cada uno de los peculiares objetos que se encuentran en el hotel, llevando al extremo su visión de un modernismo tropical. Los imponentes voladizos de sección truncada cuyo grosor varía de 10 a 20 centímetros y crea un impresionante efecto de suspensión, y ligeras losas simplemente apoyadas en columnas apareadas metálicas tipo lápiz, elementos de una estructura dinámica que no evidencia vigas.

El proyecto está ubicado al norte de la carretera que conecta las poblaciones de Cabrera y Río San Juan, sobre acantilados de 20 metros sobre el nivel del mar, al oeste de Playa Grande, que permiten aprovechar espectaculares vistas del océano, de la playa y de las montañas.

Amanera está compuesto por un edificio principal denominado Casa Grande, una pequeña villa de dos habitaciones llamada Bay View Casa, 24 pabellones de una y dos habitaciones denominados casitas y un club de playa. En una segunda fase, el proyecto contará con 45 villas dispuestas alrededor del campo de golf que mantendrán el estilo arquitectónico del hotel.

El principal punto focal desde este lugar y en dirección noreste aprovechando la altura es el océano Atlántico.

“El edificio es bastante ligero y el techo muy bajo, pues nos interesaba que el mar fuera el protagonista y que llamara la atención desde la entrada. Todo esta dispuesto en capas.” Con esto, El arquitecto Heah reconoce las influencias de los modernistas Frank Lloyd Wright, Richard Neutra y Rodolph Schindler.

Se destaca una escultural escalera de madera (fabricada por la misma empresa que hizo la pirámide del Louvre de I. M. Pei), suspendida desde la losa de techo con cables de acero, que conecta la entrada del restaurante con la pasarela del segundo nivel; los cables que la sujetan son finos para permitir la transparencia.

En el nivel inferior se encuentra el restaurante, rodeado de galerías perimetrales techadas con un gran voladizo y terrazas escalonadas sin cubierta, que contienen más áreas de mesas tipo salón [lounge]. En este nivel también se encuentran la piscina y los vestidores, definidos por cuatro cubos color turquesa con techos verdes por encima de los cuales pasa con efecto de suspensión la losa del segundo nivel. Finalmente se encuentran conexiones al campo de golf, a la playa y a las áreas de pabellones de habitaciones.

La villa denominada Bay View Casa está al borde de uno de los acantilados, y su emplazamiento es un punto estratégico de espectaculares vistas del amanecer y del atardecer. En esta villa y en las habitaciones individuales, el concepto de diseño se repite.

Los pabellones o casitas, con sus techos verdes, están distribuidos estratégicamente sobre la falda de una colina que une el campo de golf y la playa; cada una de las habitaciones ofrece vista al mar. Tienen muros ciegos hacia las áreas de circulación por razones de privacidad; una vez traspasado este muro encontramos un atrio al aire libre, definido por dos espejos de agua, enormes ventanales importados de Inglaterra, columnas metálicas tipo lápiz envueltas en mimbre, y el mismo concepto de losa plana de hormigón de la Casa Grande pero a una escala menor.

La madera utilizada en el proyecto es teca proveniente de Indonesia, cortada y ensamblada en Londres bajo la supervisión directa de Heah, y embarcada hasta la Republica Dominicana para su instalación. En las habitaciones se aprecia el nivel de detalle de cada elemento de madera y cada mobiliario fijo que fue diseñado para un uso exclusivo y determinado, en donde bandejas, vasos, cubiertos, piezas de decoración, entre otros, son parte integral de la composición y también fueron diseñados por el estudio de John Heah.

El área de dormir está definida por ventanales y puertas corredizas que se abren creando conexión visual entre el baño, los jardines, la habitación y el exterior al norte.

El club de playa se encuentra en el extremo noroeste de Playa Grande y está definido por una losa de hormigón sostenida por dos mechones de hormigón y las columnas metálicas que son congruentes con todo el proyecto.

Vista AéreaVista Aérea

Heah contó con la colaboración de la firma Franc Ortega y Asociados como contraparte local, y con la acertada lectura de la obra por parte de la firma constructora Vanderhorst y Asociados.

“La apariencia de las villas es muy severa, pero nuestra intención es crear el contraste. Es una especie de homenaje a Louis Khan. Materiales básicos, pero al abrir la puerta encontramos un espacio sofisticado, limpio, con muebles modernos, con paneles que abren y cierran para independizar o integrar áreas sociales e íntimas. Para mí, es un honor venir a la República Dominicana y demostrarle a la gente que puede hacerse arquitectura turística, tropical y moderna. ¿Por qué no de hormigón? Creo que el modernismo ¡está de vuelta!”

John Heah
Arquitecto de origen malasio, fundador de Heah & Co, una firma de arquitectos de renombre internacional con sede en Londres que tiene una estrecha relación de colaboración con Aman. Su portafolio incluye obras de renombre como el Four Seasons Resort Bali at Sayan de Ubud (Indonesia). Además de Amanera en Playa Grande, Heah & Co ha tenido a su cargo el diseño del hotel Aman de Kea y del Oberoi Scorpio Bay Resort de Iotia (Grecia) para Dolphin Capital Investors.

http://www.playagrande.com/
https://www.aman.com/resorts/amanera

© Arquitexto 2017. República Dominicana.