Cerámica contemporánea dominicana en la Galería Nacional de Bellas Artes

Espacios Cerámicos mostró el talento de diecisiete artistas dominicanos de diversas generaciones que utilizan el arte cerámico como medio de expresión. Bajo la curaduría de Ezequiel Taveras e inspirada en el maestro Paul Giudicelli, la muestra hizo gala de la excelencia que caracteriza la cerámica contemporánea en el mundo del arte dominicano.

Dedicada a Paul Giudicelli, la exposición de arte contemporáneo Espacios Cerámicos, realizada en la Galería Nacional de Bellas Artes, presentó diecisiete artistas dominicanos, muchos veteranos y otros más jóvenes, que utilizan la cerámica como un medio de expresión artística altamente poderoso.
A principios del siglo XX se empezó tímidamente a considerar la cerámica como un elemento expresivo. Los artistas contemporáneos se han vuelto más plurales y encuentran en la cerámica un medio con gran potencial.

Espacio Cerámico
Los diecisiete artistas visuales exploran las alternativas tecnológicas y expresivas en las producciones de cerámica artística contemporánea. Utilizan el medio para expresar sus preocupaciones e inquietudes y reflexionar sobre ellas.

En la mayoría de los casos, los artistas presentan sus piezas en conjuntos, integrándose con otros elementos y utilizando las paredes y pisos para poder mostrar instalaciones que sean atractivas para el visitante de la Galería Nacional de Bellas Artes.

En la muestra conto con instalaciones de Thelma Leonor, Revelaciones del jardín; Evelyn Lima, Barrera de espina; Miguel Ramírez, Botija, memorias del agua; y Ernesto Rodríguez, Arqueología de lo blando. Además de instalaciones de Iris Pérez, Llegando al Sol; Lucia Albaine, Orígenes; Lenin Paulino, Fragmento bipolar, y Ezequiel Taveras, Corazones a la deriva.

En la colectiva se presentan cuatro conjuntos escultóricos: José Arias nos presenta los estilizados Bakas; Luis Muñoz, con sus esmeradas e interesantes cerámicas-esculturas; Enrique Royo, argentino de nacimiento, se destaca por su técnica y esmaltes, y Wali Vidal, el conjunto Robots de barro.

El maestro Thimo Pimentel presenta tres piezas: dos esféricas y una mesa, exhibidas anteriormente en su exitosa individual Comentarios Rituales, presentada en el Museo del Hombre.

Las delicadas obras cuidadosamente enmarcadas de Luis Eduardo Peralta, artista autodidacta oriundo de Santiago, se inspiran en los estilos barroco y victoriano.

Paul Giudicelli (1921-1965)
Nació en la ciudad de San Pedro de Macorís. Sus padres eran franceses oriundos de Córcega. Inició sus estudios en la Escuela Nacional de Bellas Artes en 1948. Entre 1953 y 1959 realizó exposiciones individuales en la Galería Nacional de Bellas Artes, además de varias exposiciones colectivas en el país y el exterior. En 1962 presentó su quinta y última exposición individual en la Facultad de Arquitectura e Ingeniería de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. En la bienal de 1963, Paul Giudicelli obtuvo el primer premio de pintura con su cuadro Meditación sobre la armadura de un soldado. Fue un pionero no solo del modernismo, el cual introdujo en la pintura dominicana de lleno, sino del trabajo de cerámica y mosaico dentro de la actividad plástica dominicana.

© Arquitexto 2017. República Dominicana.