Oficinas Imbert Domínguez

Las nuevas oficinas corporativas de Imbert, Domínguez y Asociados conjugan los criterios funcionales y estéticos con un diseño y construcción sostenible, de acuerdo con las normas de certificación Leed.

El diseño recurre a un lenguaje formal propio de la arquitectura moderna, dentro del cual se desarrollan interiores de vanguardia en los que predomina una organización eficiente, con espacios flexibles y versátiles que facilitan la productividad y el trabajo en equipo.

Diseñar y construir un edificio de oficinas requiere tomar en cuenta diversos aspectos para alcanzar un resultado óptimo. Por un lado, el aspecto simbólico relacionado con el carácter de las actividades que realiza la empresa en cuestión; por otro, el aspecto funcional que implica el buen desenvolvimiento de las actividades de trabajo que se llevarán a cabo dentro de los espacios.

El diseño tuvo en cuenta las necesidades actuales y futuras, así como su filosofía y valores.

El programa de áreas parte de la organización por departamentos y está desarrollado en una edificación de dos niveles, estacionamiento en el primer nivel y oficinas en el segundo.

El objetivo principal del diseño fue permitir el trabajo productivo en espacios mínimos con buena iluminación natural. De acuerdo con la función, estos espacios varían desde privados hasta áreas abiertas, organizadas de acuerdo con el concepto actual de open office, que favorece la interacción eficiente entre los diferentes miembros del equipo de trabajo.

La organización espacial parte de una distribución perimetral de las áreas que permite la iluminación natural en todo el piso (tamizada por celosías exteriores) y un anillo de circulación que facilita la comunicación entre los diversos departamentos. En algunos casos se incluyen divisiones de cristal con cortinas plegables que dan la flexibilidad de transformar los espacios cuando se requiera.

La solución estructural aplicada es un sistema porticado y losas de entrepiso aligeradas, lo que permitió contar con la flexibilidad de la planta libre.

El lenguaje formal expresa de una manera clara el carácter de la empresa constructora, al usar una geometría sencilla basada en volúmenes rectangulares con ausencia de ornamentos y tendente al minimalismo. La paleta de colores es básica: el gris que alude explícitamente a la obra de construcción, el blanco que representa la luz y el rojo que es el color corporativo.

Otro punto importante a destacar es la intención de minimizar el impacto en el medio ambiente, tomando como referencia las normas del sistema de certificación LEED del USGBC (Consejo de la Construcción Ecológica de Estados Unidos). Entre estos aspectos se destacan: el emplazamiento, con un 70 % de espacios verdes; el diseño del paisajismo basado en especies nativas que requieren poco o ningún mantenimiento; los sistemas de climatización de alta eficiencia y las luces led.

  • Plantas arquitectónicas de primer y segundo nivel
Oficinas CORPORATIVAS Imbert, Domínguez y Asociados (2016)
  • Ubicación: Prolongación Av. 27 de febrero # 1787, La Alameda, Santo Domingo.
  • Área total de construcción: 950 m2
  • Área del lote: 2,000 m2
  • Diseño arquitectónico: Arq. Oscar Eduardo Imbert, Arqpic. Colaboradores Arq. Antonio Imbert y Arq. Kirsis Nieto
  • Diseño estructural: Ing. Luis Nieto. Eléctrico Ing. Iván Jiménez, STM
  • Sanitario: Ing. Nelson Rodríguez, Gamei
  • Aire acondicionado: Ing. Joel Pérez, Cemca
  • Diseño interior: Arq. Oscar Eduardo Imbert, Arq. Kirsis Nieto
  • Diseño de iluminación: Ing. Audrey Varela, Lamp Center
  • Diseño paisajístico: Arq. Rosángela Bobea
  • Diseño gráfico: Yelil Selman
  • Contratista general: Imbert, Domínguez y Asociados

¡Inicia una conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*