Nueva Orleans: 300 años de resiliencia

La proliferación de fenómenos atmosféricos extremos como resultado del cambio climático y las crisis económicas mundiales que repercuten localmente requieren que las ciudades puedan anticiparse y adaptarse al cambio. Esto garantiza la habitabilidad, genera oportunidades y eleva los niveles de competitividad. La celebración de los 300 años de Nueva Orleans es útil para reflexionar sobre la importancia de construir ciudades que puedan adaptar su territorio a las oportunidades y amenazas locales o globales.

FOTO: CREATIVE MARKET
MAPAS ANTIGUOS DE NUEVA ORLEÁNS

En la costa sur de los Estados Unidos se encuentra la ciudad de Nueva Orleáns, con una población de 343,829 habitantes (2010 US Census). La ciudad forma parte del área metropolitana de Nueva Orleans, la cual está compuesta por el circuito de ciudades Nueva Orleans–Metairie–área metropolitana de Kenner; con una población total de 1,167,764 (2010), está catalogada dentro de las primeras cincuenta áreas metropolitanas de los Estados Unidos.

La riqueza que se exhibe en cualquiera de las calles de Nueva Orleans ha sido el resultado de la mezcla de culturas que se ha producido a lo largo de su historia.

MAPA DEL ÁREA METROPOLITANA DE NUEVA ORLEÁNS

En el presente año 2018, la ciudad está celebrando sus trescientos años. Este territorio ha sido escenario de múltiples embestidas, a consecuencia de los fenómenos atmosféricos y de los cambios mundiales que se presentan en el clima con mayor intensidad.
Estos embates y situaciones no han sido obstáculo para que Nueva Orleans pueda posicionarse como una de las diez mejores ofertas de turismo y ocio de los Estados Unidos.

La ciudad fue fundada en el año 1718 por Jean-Baptiste Le Moyne. En 1722 un huracán destruyó la mayor parte de la ciudad. Luego fue reconstruida en base a una cuadrícula perfecta, en donde hoy se encuentra el Barrio Francés (French Quarter).

MOVILIDAD URBANA

Los franceses gobernaron la ciudad hasta el año 1763 y luego la cedieron a los colonizadores españoles. A partir de 1803, los franceses retomaron el control de la colonia, vendiéndole posteriormente a los Estados Unidos.

En la mitad del siglo XIX, la población de Nueva Orleans había aumentado a 170,000 habitantes, convirtiendo esta urbe en la ciudad más rica de los Estados Unidos.

PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO

Luego de la Guerra Civil, en la que las fuerzas de la Unión capturaron la ciudad de Nueva Orleans por un año, se realizó la reconstrucción y continuó la integración en la dinámica urbana del estratégico puerto.

El siglo XX trajo una nueva era, más notablemente en la música. El nacimiento del jazz temprano en la década de 1900 convirtió a Nueva Orleans en un referente cultural de todos los Estados Unidos, ya que la música de jazz recorrió la nación en las siguientes décadas. La ciudad también expandió su huella usando nueva tecnología para drenar pantanos y humedales. Después de la Segunda Guerra Mundial, la ciudad se convirtió en un destino turístico.

FRENTE ACUÁTICO

En el año 2005, el poderoso huracán Katrina afectó a la población residente con una destrucción importante de la parte urbana. La tragedia del 2005 fue transformada por los tomadores de decisiones y por la ciudadanía en una oportunidad que permitió transformar la ciudad de Nueva Orleans, preparando su infraestructura para enfrentar situaciones similares en el futuro y generando un territorio atractivo que ha permitido consolidar una ciudad peatonal, amigable, sin barreras, contemporánea y a la vez histórica.

¡Inicia una conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

© Arquitexto 2018. República Dominicana.