Campus Humano

El diseño de la nueva sede de Humano se realiza a partir de la integración de cuatro elementos: el programa arquitectónico, el contexto urbano, el paisaje y el bienestar de los empleados y visitantes, demostrando una forma de abordar la problemática coherente con la naturaleza de la actividad que da origen a la empresa: la salud. La primera etapa del complejo empresarial, diseñado a partir de la idea de campus, está conformada por un edificio corporativo y un edificio de estacionamiento unidos por una gran plaza urbana que conecta el conjunto con la ciudad.

La planificación de la nueva sede empresarial de Humano se realizó a partir de los requisitos programáticos del proyecto y la forma y las características del terreno y su contexto urbano.

Inicialmente el equipo de GVA Dominicana, la firma que recibió el encargo del proyecto, trabajó un plan maestro en una porción del terreno actual. La primera etapa del proyecto está formado por dos edificaciones: un edificio administrativo de cinco niveles con las oficinas de servicios y otro de estacionamiento, de siete niveles y una capacidad de aproximadamente 400 vehículos.

Al contrario de lo que podía ser un edificio corporativo en altura, el diseño está basado en el concepto de un campus (del latín campus, ‘llanura’, comúnmente utilizado para referirse a los recintos universitarios), en el que tanto los edificios como las plazas y los jardines que hay entre ellos contribuyen a crear un ambiente de bienestar para los usuarios. Bajo este criterio, el espacio abierto se utiliza como elemento unificador de las edificaciones, las cuales están organizadas en torno a una plaza que integra el conjunto al contexto urbano y aumenta la sinergia dentro de la empresa.

“Esta intención del diseño se fundamenta en el interés y compromiso social de la empresa de aportar calidad a la ciudad a través de un espacio permeable que se integre urbanísticamente a la ciudad y ayude a promover espacios urbanos de mayor calidad e interacción”, comenta el arquitecto Carlos Aguilar, director de diseño de la firma.

La ubicación privilegiada del lote permitió la habilitación de dos accesos vehiculares, a partir de los cuales se organiza la circulación en todo el complejo, garantizando una buena movilidad tanto de los empleados como de los visitantes. La gran plaza se compone de sendas que organizan la circulación peatonal, áreas verdes y de estar que conforman un ambiente acogedor.

El tratamiento formal de ambas edificaciones responde a un lenguaje contemporáneo que se caracteriza por sus líneas sencillas y modernas, acorde con la función y la identidad de la institución. El uso de los muros cortina para cerramiento garantiza la amplitud y la entrada de luz natural. El uso de quiebrasoles o louvers permitió crear una segunda piel con una doble función: garantizar la protección climática y el aislamiento acústico de la fachada sur, hacia la cual se encuentra la autopista. El color azul de los quiebrasoles responde a la identidad de la marca y su colocación en sentido vertical aumenta sus prestaciones acústicas.

El edificio administrativo alberga las oficinas de servicios y departamentos operacionales para aproximadamente 700 empleados. La premisa de diseño fue la de crear una planta libre, flexible y adaptable a las futuras necesidades de la empresa. El esquema estructural definido constituyó un reto estructural y arquitectónico: dos bloques de cinco niveles, 40 metros de longitud y 15 metros de ancho, con losas de entrepiso y techo compuestas por vigas prefabricadas doble T apoyadas en el perímetro sobre pórticos de hormigón armado. Estos volúmenes rectangulares de 1,200 metros cuadrado por nivel están conectados por un patio interior y unidos por un núcleo central de circulación interior y servicios que funciona como la columna vertebral del proyecto. En este núcleo se encuentra el vestíbulo principal, las escaleras, los ascensores y montacargas, los baños, los cuartos técnicos y de mantenimiento.

El edificio de estacionamiento posee siete niveles y se conecta con las demás vías internas, creando un circuito vehicular eficiente dentro del conjunto. En el primer nivel se ubicó la garita, la oficina de seguridad y las áreas de servicios.

  • Plantas arquitectónicas de primer y segundo nivel
Campus Humano, primera etapa (2018)
  • Ubicación: Av. John F. Kennedy esquina Horacio Blanco Fombona
  • Propietario: Inversiones Plemun
  • Área total de construcción: 21,896 m2 (edificio de operaciones 6,490 m2 y edificio de estacionamiento 15,406 m2)
  • Área del solar/lote: 18,475.20 m2
  • Diseño arquitectónico: Arq. Carlos Aguilar, GVA
  • Colaboradores: Arq. Elsa Taveras, Arq. Alfredo de la Cruz
  • Consultores:
  • Estructural: Ing. Leonardo Reyes Madera (edificio de operaciones); Ing. Luis Abbott (edificio de estacionamiento y puente)
  • Eléctrico: Electricidad del Caribe (Edelca)
  • Sanitario: Gamei
  • Sistemas de a/a: Miguel Rodríguez y Asociados
  • Diseño interior: GVA (niveles 2 a 5); Discorp (área de servicio al cliente del nivel 1)
  • Diseño de iluminación: Spectro Lighting
  • Diseño acústico: Audio Diseño
  • Diseño paisajístico: Estudio pwp (Ana Portela, Lowell Whipple y Clara Portela)
  • Diseño gráfico: Discorp
  • Contratista general: Hageco
  • Supervisión: Hageco y GVA
Comparte este artículo.

¡Inicia una conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

© Arquitexto 2018. República Dominicana.