Shía Restaurant

El restaurante Shía es el resultado de la rehabilitación integral de una vivienda de madera construida en los años 30 en el casco histórico de la ciudad de La Vega.

Aunque se hizo una transformación de uso, durante la intervención se conservó en gran parte la configuración espacial original y se pusieron en valor todos los elementos tradicionales de la arquitectura republicana de madera del siglo pasado, como la estructura del techo de madera y planchas metálicas, la carpintería de madera, el herraje y el suelo de mosaico. Estos materiales originales contrastan con los contemporáneos que se han integrado tanto en el diseño arquitectónico como en el de interiores.

Shía es un restaurante que ofrece un amplio menú de comida fusión. El proyecto arquitectónico consistió en la ampliación y recuperación integral de una vivienda republicana ubicada en el centro histórico de La Vega. Se trata de una construcción de madera de unos 370 metros cuadrados que se levanta en un lote de esquina. La configuración de la planta arquitectónica y el estilo de la casa se corresponde con la arquitectura de la época republicana: las paredes de madera sobre un basamento de hormigón que se eleva tres peldaños sobre el nivel de la calle, la galería perimetral sobre la esquina que integra el interior con la calle, las columnas y balaustres de hormigón que sirven de límite, las puertas y ventanas seriadas con sus tragaluces de vidrio o calados, los pisos de mosaico hidráulico, y los techos a varias aguas, entre otros.

Los criterios con que se desarrolló la propuesta estuvieron orientados por el respeto hacia el patrimonio arquitectónico y el compromiso de conservar la esencia de la antigua vivienda, valores que compartían tanto el proyectista como los propietarios. Para cumplir el programa funcional se proyectó una nueva edificación de dos niveles, con una geometría muy simple y muy pocos elementos de ornamentación, de forma tal que la histórica vivienda mantuviera su protagonismo e importancia en el conjunto. La inclinación de la cubierta del nuevo volumen dialoga con el techo de la antigua construcción, formando un conjunto armónico.

Un eje fundamental de la conceptualización de la propuesta fue el respeto de las fachadas originales. La aplicación del color destaca la belleza de los elementos originales, usando una tonalidad neutra para las paredes de tablillas verticales, violeta claro para los huecos y portales, y blanco para los elementos decorativos (como es característico de la arquitectura republicana). En las entradas y áreas exteriores se utilizaron azulejos de cemento en tres dimensiones que aportan contemporaneidad a la fachada.

Muchos de los elementos arquitectónicos originales de madera fueron reemplazados debido al mal estado en que se encontraban; la estructura de madera fue tratada de acuerdo con las normas de conservación. Las columnas de la galería con sus capiteles corintios se rehicieron, ya que habían sido sustituidas por perfiles metálicos. Los mosaicos hidráulicos originales de la galería –que se extienden a modo de alfombra sobre los suelos de cemento pulido– son uno de los elementos que más se destacan por su hermoso cromatismo y diseño. A las puertas de doble batiente de madera (originales) y a las ventanas de celosías se les adicionaron paneles de vidrio para permitir la climatización mecánica del interior. Además del piso y las ventanas, se conservaron el herraje y los montantes (transoms). Sobre el pasamano se colocaron jardineras que, además de aportar el verde, dan mayor privacidad a las mesas que están en la galería.

Shía restaurant ha resultado ser un magnífico ejercicio de diseño a través de la revalorización de la arquitectura patrimonial, la conjugación de materiales tradicionales y clásicos con instalaciones modernas y nuevos materiales contemporáneos. Se ha cuidado cada detalle, y se aporta una arquitectura de calidad a la población de La Vega.

  • Planta arquitectónica niveles 1 y 2
Shía Restaurant (2018)
  • Ubicación: Calle Padre Adolfo esq. Padre Fantino, La Vega
  • Propietario: Rafael Sánchez y Sabrina Suriel
  • Área total de construcción: 376 m2
  • Área del solar: 397 m2
  • Diseño arquitectónico: Arq. Raúl Morilla, Arq. Raúl Morilla y Asociados
  • Colaboradores: Arq. Pedro Jiménez
  • Estructural: Ing. Joaquín Almánzar
  • Eléctrico: Ing. Alexis Fría
  • Sanitario: Arq. Pedro Jiménez
  • Sistemas de a/a: Ing. Salvador Arthur
  • Diseño interior: Raúl Morilla y Pedro Jiménez
  • Decoración: Kenia Tavares
  • Diseño de iluminación: Arq. Raúl Morilla y Kenia Tavares
  • Diseño acústico: Ing. Edgar Teruel
  • Diseño paisajístico: Arq. Raúl Morilla
  • Diseño gráfico: Printcess
  • Contratista general: Arq. Raúl Morilla y Asociados
  • Supervisión: Ing. Rafael Sánchez
Comparte este artículo.

¡Inicia una conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

© Arquitexto 2018. República Dominicana.