Quinta en Guavaberry

Esta moderna quinta del complejo residencial Guavaberry Resort & Country Club se destaca por ser una vivienda que acentúa su relación con el entorno a través de amplias aperturas; es abierta y luminosa en el interior sin comprometer la privacidad desde el exterior. El diseño parte del lenguaje de la arquitectura tropical y contemporánea.

El atrio o jardín interior sirve de articulador de la volumetría y de los espacios interiores que se caracterizan por la fluidez espacial y la atmósfera cálida y acogedora para la vida familiar.

“La vivienda se ha convertido, mediante un proceso de reducción romántica e idealista, en el refugio físico y espiritual de las agresiones de la vida contemporánea. La obra del artista frente a los deseos y necesidades del usuario.”Casas del mundo, Francisco Asensio Cerver

La premisa del proyecto era crear una obra en la que se fusionaran la tropicalidad y la contemporaneidad, una vivienda abierta al exterior con zonas de estar en exterior y piscina.

La parcela alargada de forma regular se orienta de norte a sur. La volumetría simple está compuesta por dos cuerpos de planta rectangular alineados, conectados por un tercer volumen de mayor altura que contiene el núcleo de circulación vertical, un atrio central que le sirve de pulmón.

La exploración tectónica recurre a diversos elementos: la piedra, el metal, la madera y el hormigón. El elemento pétreo está presente en los muros de gaviones que definen la entrada principal, elemento que se repite también en el área de escalera hasta el segundo nivel.

En el primer nivel se desarrollan las áreas sociales. La puerta principal da acceso al salón principal, donde se destaca un tríptico apoyado sobre el volumen del baño de visitas. Los marcos y cerramientos de color rojo contrastan con la paleta de colores neutros en la que predomina el gris, tanto en el pavimento como en el mobiliario.

En el segundo bloque se encuentra un salón que alberga el comedor, el área de estar y la cocina abierta al comedor mediante un desayunador. Una caída y espejo de agua alrededor de la piscina, cuya longitud coincide con la de la terraza, completan la acogedora atmósfera.

El segundo nivel está destinado a las áreas íntimas. En el primer bloque está dividido en dos habitaciones con un baño compartido desde donde se disfruta una linda vista del campo de golf.

El área de circulación se aprovecha como área privada de estar y de trabajo. En el bloque posterior —con vistas a la piscina y al patio— se encuentra el dormitorio principal, con un balcón similar al anterior, rodeado de maceteros bajos que no impiden el disfrute del paisaje circundante.
La elección de colores en el mobiliario y los complementos de decoración en coordinación con la paleta de materiales ayuda a atraer la vista hacia el paisaje, que se convierte en el elemento central de la vivienda.

  • Plantas de conjunto y primer nivel, segundo nivel, elevaciones frontal y lateral, secciones A y B
Quinta Guavaberry (2018)
  • Ubicación: Guavaberry Golf Country Club, Juan Dolio
  • Área de construcción: 240 m2
  • Área del lote: 1000 m2
  • Diseño y supervisión: Arq. Sonya Pérez
  • Colaboradores: Arq. Elvin Maggiolo (digitación de planos)
  • Consultores:
  • Estructural: Nelson Tolentino
  • Eléctrico: Manuel Bautista
  • Sanitario: Miriam E. Rivera
  • Diseño interior, iluminación y paisajístico: Arq. Sonya Pérez
  • Piscina: Pool Solutions
  • Contratista general: José A. Rojas y Asoc
Comparte este artículo.

Un comentario en “Quinta en Guavaberry

  • ANGEL VARGAS - hace 4 meses atrás - Responder

    buenas tardes,

    Deseo saber si este inmueble esta en venta y si es posible por esta vía saber el precio del mismo, estaré al tanto de su respuesta.

    Muchas gracias.

¡Inicia una conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

© Arquitexto 2019. República Dominicana.