Oficinas en Torre Roble

El objetivo principal de diseño de estos interiores de oficina fue representar los valores de la firma y que la atmósfera de trabajo formara parte de su propia identidad institucional.

De ahí que el enfoque de diseño fue el de crear espacios abiertos, transparentes y minimalistas, ambientes confortables y versátiles que promueven el espíritu colaborativo. Es un conjunto de oficinas diseñado a partir del concepto box in a box, con un marcado carácter industrial, sin descuidar el confort de los usuarios.

La intervención se realizó en los niveles diez, once y doce de la torre corporativa Roble, tres plantas de oficinas para una firma de administración de activos con modelos de inversión diversos y especializados en diferentes sectores del mercado. La zonificación se realiza a partir del orden estructural de la torre con un esquema de circulación en forma de anillo, paralelo al núcleo central de circulación vertical (ascensores y escalera) y los servicios comunes de la torre. Se aprovechan los elementos de la arquitectura original del local que cuenta con cerramientos perimetrales de vidrio. Las instalaciones tanto eléctricas y de redes como de climatización se dejan vistas y se añaden pocos elementos espaciales y arquitectónicos que ofrecen como resultado una atmósfera minimalista y de carácter industrial.

En el piso diez, el concepto de diseño general que predomina es el de box in a box, es decir, los despachos privados para los gerentes, vicepresidentes, etc. se organizan en el centro dejando el perímetro con las vistas del entorno para el espacio compartido. La distribución de los escritorios modulares se alterna con zonas para servicio de café y pequeñas salas, creando diferentes áreas de trabajo, lo que hace más versátil el espacio compartido.

El piso once está dedicado a firmas asociadas con temáticas específicas y que operan independientemente. La intervención fue básicamente de distribución, basada en el requerimiento del cliente de crear un layout que permitiera aprovechar gran parte del mobiliario existente de las oficinas anteriores.

Las áreas del piso doce agrupan las áreas ejecutivas y las áreas más públicas de la firma: las salas de reuniones –un conjunto de ocho salas con mobiliario y configuración diversos que se adaptan a la cantidad de usuarios y modalidad de reunión requeridas (desde salas tipo lounge y de conferencias hasta salones tipo aula para capacitaciones) con un área de recepción propia

Las áreas ejecutivas están compuestas por las oficinas de los socios, cuatro en total, cada una ambientada de acuerdo con la personalidad del usuario.

La altura de entrepiso se aprovecha para crear huecos en la parte alta de las paredes, esto las hace más ligeras y favorece la iluminación natural en los pasillos interiores. En las oficinas ejecutivas principales se utilizaron paneles modulares de la línea Acustison con propiedades fonoabsorbentes.

La iluminación artificial se soluciona con lámparas led empotradas o de suspensión de diversos estilos que complementan la iluminación natural y se utilizan en todos los pisos como elementos que le dan escala y hacen más acogedor el espacio.

  • Plantas arquitectónicas de niveles 10, 11, y 12, y elevaciones interiores A, B y C
OFICINAS CORPORATIVAS EN EDIFICIO CORPORATIVO ROBLE (2017)
  • Ubicación: calle Rafael Augusto Sánchez 86, Santo Domingo
  • Área de construcción: 3,600 m2
  • Diseño arquitectónico y de interiores: Carlos Aguilar, GVA y Liza Ortega
  • Empresa: GVA Dominicana
  • Colaboradores: Elsa Taveras, Claudia Peña y Marcos Domínguez
  • Eléctrico: Inteca
  • Sanitario: Inica
  • Sistemas de a/a: Inteca
  • Diseño de iluminación: Spectro Lighting Group
  • Diseño acústico: Acustison
  • Contratista general: Grupo Aybar
  • Supervisión: Visanto Properties
Comparte este artículo.

¡Inicia una conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

© Arquitexto 2019. República Dominicana.