Puntarena

El proyecto turístico Puntarena se proyecta como el catalizador del destino turístico de Baní en el sur de la República Dominicana, puede hacer atractiva la inversión en la zona e incentivar la creación de negocios y actividades productivas que el turismo generalmente estimula.

El conjunto del club de playa y el de los condominios de playa forma parte de la primera etapa del desarrollo inmobiliario. La arquitectura corresponde a los lineamientos ambientales de los promotores. Los edificios presentan un estilo arquitectónico de líneas modernas y predominan los materiales autóctonos como la madera y la piedra, logrando conjugarse con el entorno. La disposición del club de playa —con sus patios, terrazas y piscinas organizadas a partir de una geometría circular— permite disfrutar de las impresionantes vistas del mar Caribe a la vez que captura la esencia de los hermosos paisajes de la región.

Pese a tener una vegetación desértica, predominantemente cactus, el lugar posee una riquísima biodiversidad, que incluye desde la iguana rinoceronte hasta flamencos en la costa y manglares de abundante vida marina.

El club de playa y los beach condos están situados en primera línea con vista al mar y forman parte de la primera de las cinco etapas que contempla el plan maestro.

Casa club

El conjunto del club de playa tiene un total de 450 metros cuadrados de construcción techada y 725 metros cuadrados de terraza y pasarelas de circulación, además de dos piscinas, una de niños y otra sin fin de 202 metros cuadrados. La casa club está concebida para proveer los servicios esenciales a los propietarios y huéspedes para el disfrute recreativo y deportivo de la playa.

La planimetría del club de forma circular (la vista aérea recuerda un platillo volador) se hizo para tener 360 grados de vistas. El encargo partió de un programa de áreas muy sencillo: piscinas, bar-restaurante, cocina, baño y una pequeña oficina, todo lo demás son áreas exteriores.

El patio está cubierto con velarias y las terrazas exteriores tienen cubierta natural de palos de eucalipto, que favorecen el contacto con mayor integración con el entorno mientras se disfruta de las vistas del mar y de espectaculares atardeceres.

En cuanto a materiales de construcción, se tomó en cuenta lo que hay disponible en la zona: las piedras son del sitio, la coralina del área de la piscina se trajo de San Cristóbal, que no está muy lejos, las piedras blancas son del río Ocoa. Los palos de eucalipto de las terrazas exteriores fueron de los pocos elementos traídos de fuera de la región.

El paisajismo es adecuado al clima árido, con especies que demandan poca agua.

La iluminación nocturna es interesante, las luces empotradas en el piso destacan los volúmenes y los principales elementos arquitectónicos, la piscina y la jardinería. Las lámparas de fibras naturales le dan un carácter cálido y acogedor.

Beach condos

Con impresionantes vistas al mar y a la bahía de las Calderas, la luz, el viento, la arena y el mar son los elementos que dan el sentido de presencia a los condominios, los cuales siguen el mismo criterio de diseño de los demás componentes de Puntarena. El conjunto se compone de siete edificaciones de apartamentos de playa de baja densidad, con vista y acceso directo al mar. Se trata de bloques aislados de 4 y 5 niveles con unidades residenciales de dos y tres dormitorios (cuatro por nivel) que se integran a la topografía natural del lugar, utilizando materiales de paredes arenosas, piedras autóctonas del lugar, así como texturas y colores integrados al entorno.

El diseño garantiza la privacidad y el disfrute de francas vistas a la bahía de las Calderas. Cada edificio de apartamentos cuenta con una escalera con ascensor, y una pasarela de circulación que permite el disfrute visual del paisaje montañoso y el acceso a cada uno de los apartamentos.

Los pisos y revestimientos son de porcelanato de gran calidad de tonos beige que armonizan con las puertas y clósets de roble natural. El equipamiento y los accesorios de los baños son de alta calidad y elegante diseño. Las cocinas modulares importadas son de colores y tonalidades que favorecen la integración visual con las áreas sociales.

  • Planta arquitectónica, elevación frontal y sección
  • Planta arquitectónica tipo
Club de playa Puntarena (2019)
  • Ubicación: Baní, Peravia
  • Propietario: Puntarena
  • Área total de construcción: 1,760 m2
  • Diseño arquitectónico: Rafael Selman, Miguel Risk, Selman Arquitectos
  • Colaboradores: Alejandro Martínez, José Manuel Álvarez, Rafael Guzmán
  • Consultor estructural: TISSA Taveras Ingeniería
  • Consultor sanitario: VDA Magda Duarte
  • Consultor eléctrico: AS Electricidad
  • Sistemas de a/a: AS Electricidad
  • Diseño de iluminación: María Alejandra Varela
  • Diseño paisajístico: Rosangela Bobea
  • Contratista general: Consorcio Rizek, IEMCA
  • Supervisión arquitectónica: Miguel Risk, Selman Arquitectos
  • Supervisión técnica: Sercitec
Beach condos Puntarena (2019)
  • Ubicación: Baní, Peravia
  • Propietario: Puntarena
  • Área total de construcción: 4,291.43 m2
  • Diseño arquitectónico: Rafael Selman, Miguel Risk, José Manuel Álvarez, Selman Arquitectos
  • Colaboradores: Rafael Guzmán, Aylin Suárez
  • Consultor estructural: TISSA Taveras Ingeniería
  • Consultor sanitario: VDA Magda Duarte
  • Consultor eléctrico: AS Electricidad
  • Sistemas de a/a: AS Electricidad
  • Diseño interior y decoración: Selman Arquitectos, Lashmi Desangles, Jessica Torres
  • Decoración: Aurora Ideas Espacios
  • Diseño de iluminación: María Alejandra Varela
  • Diseño paisajístico: Rosangela Bobea
  • Contratista general: Diana Dalmasí
  • Supervisión arquitectónica: Selman Arquitectos, Miguel Risk
  • Supervisión: Epsa Labco
  • Cortinas y telas: Aurora Ideas Espacios
Comparte este artículo.

¡Inicia una conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

© Arquitexto 2021. República Dominicana.