Bornay: del coleccionismo a la revalorización de reliquias y elementos arquitectónicos antiguos

El taller Bornay es la propuesta multidisciplinaria en la que Cristina Rico-Bornay se desarrolla creativamente a partir de la revalorización de antigüedades y la reconversión de objetos cotidianos y materiales arquitectónicos. Sus proyectos se nutren de diferentes disciplinas (diseño, interiorismo y arquitectura) a las que se acerca de una manera empírica, natural, sin formación académica, pero con una gran libertad, buen gusto y sensibilidad artística, utilizando los recursos que le ofrecen estas disciplinas como herramientas de relación con su entorno.

La economía lineal tradicional se basa en la fabricación de nuevos productos y descarte de los mismos al final de su vida útil. En contraposición, la economía circular se basa en la reparación, reutilización y reciclaje de materiales y productos cuando ya no cumplen la función o el uso establecido. Muchos edificios abandonados devienen en enormes depósitos de materiales, e igualmente muchas alacenas de nuestras casas pasan a ser almacenes de objetos en desuso.

En la práctica, no siempre es fácil optar por la reutilización de estos materiales y objetos. Se requiere buen ojo, para ver en el futuro un nuevo uso; cuidado y conocimiento, para desmontar, acondicionar y facilitar la reutilización; sensibilidad artística, para seleccionar y curar cada pieza; e incluso libertad, para despojarse de los prejuicios y los cánones estéticos establecidos. De ahí lo valioso de compartir en esta entrega de nuestra sección Hábitat el testimonio de la diseñadora Cristina Rico-Bornay. Para ello nos trasladamos a su casa del histórico barrio de Gazcue para conocer, más allá de su trabajo y sus destrezas, su pasión por la reutilización y composición de objetos cotidianos, por el interiorismo, el manejo de la espacialidad y la materialidad, en conjunto con la luz y la naturaleza.

Para Cristina Rico-Bornay, ser hija de un coleccionista es algo que la define y de lo que no puede escapar, a ello le atribuye esa “sensibilidad que penetra, atrapa y apasiona”. Española de origen, desde que tiene uso de razón recuerda a su padre levantarse temprano para ser el primero en llegar al famoso Rastro de Madrid.

Objetos náufragos

Desde ese punto de partida tan íntimo, tan ligado a sus vivencias, ha ido incorporando a sus creaciones conceptos contemporáneos como la puesta en valor, recuperar, reutilizar, rediseñar, dar nuevos usos, revisitar, economía de recursos (muy necesaria en este mundo, cuyos recursos estamos agotando). A partir de estos conceptos produce, acondiciona, transforma y rehabilita; diseña interiores, puertas y ventanas, accesorios y muebles, objetos y joyería. Por ejemplo, la colección Objetos Náufragos, que está trabajando en la actualidad, se basa en la creación de una serie de complementos decorativos únicos que contienen una pieza de su colección familiar de antigüedades.

LAS PROPUESTAS DEL TALLER BORNAY CONJUGAN EL ESPACIO, SUS HABITANTES Y SU HISTORIA

Nueva vida a través de la reconversión

Otra de las pasiones de Bornay es el interiorismo y las reformas; con un cuaderno y un lápiz disfruta transformando los espacios abandonados en unos actuales y cómodos, relajantes y agradables para vivir, con una intervención poco invasiva para conservar su esencia y priorizando las entradas de luz, la integración de la naturaleza y el disfrute del aire libre.

OBJETOS NAÚFRAGOS

Residencia familiar

El caso más reciente es la reconversión de una vivienda modernista de los años 50, realizada con todo el respeto por un barrio que considera único por su valor arquitectónico. En este caso, la diseñadora hizo el papel de arquitecta, aparejadora, jefa de obra, decoradora, carpintera… para convertir la vivienda en su residencia familiar.

REUTILIZACIÓN DE MATERIALES ARQUITECTÓNICOS

Se trata del primer nivel de una edificación residencial de dos pisos cuya construcción data del año 1953. La puerta de entrada fue diseñada con planchas de hierro que alternan paneles sólidos y calados (aunque mantienen la misma proporción que la original), y la transparencia permite disfrutar las vistas del entorno, especialmente del árbol que tiene enfrente, y al mismo tiempo brinda seguridad al poder ver a los que llaman a la puerta.

Cristina Rico-Bornay, @_bornay
Diseñadora y gestora cultural. Estudió derecho y finalizó sus estudios especializándose en cooperación cultural internacional. A los 21 años comenzó a laborar en Madrid en la galería de arte Metta, en la que tuvo la oportunidad de trabajar con artistas internacionales como Kiki Smith, Edward Ruscha, Dennis Hopper y Robert De Niro senior (el padre del actor), y con españoles como Eduardo Arroyo, Nacho Criado, Antón Lamazares y Eduardo Úrculo. En 2003, después de vivir varios años en Cuba, se trasladó a la República Dominicana. Desde entonces trabaja como coordinadora del Centro Cultural de España, donde ha realizado la museografía de más de 300 exposiciones, lo que le ha facilitado un conocimiento del espacio, y paralelamente ha ido creando sus propias piezas e incursionado en el interiorismo, la rehabilitación y el diseño de joyería, objetos y mobiliario.

Comparte este artículo.

¡Inicia una conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

© Arquitexto 2021. República Dominicana.