Arquitexto recibe Premio de la Crítica 2012

Esta nueva entrega de la revista Arquitexto llega a ustedes con la gran alegría que nos da el compartir la noticia de que la Asociación Dominicana de Críticos de Arte (ADCA, afiliada a la Asociación Internacional de Críticos de Arte), en la entrega de los Premios de la Crítica correspondientes al 2012, extendió un reconocimiento a la revista Arquitexto por su constante renovación de contenido e imagen editorial y por ser la revista que ha exhibido la arquitectura dominicana durante más años en nuestro país.

Mediante esta premiación, uno de los reconocimientos más importantes dentro del campo de las artes visuales nacionales, la ADCA reconoce a instituciones, creadores, gestores, críticos de arte y curadores, mecenas, publicaciones y eventos especiales realizados en torno a las artes visuales. Recibir este premio, conociendo el rigor con que se realiza la selección de los galardonados, representa para nuestro comité editorial, más que un honor, un verdadero compromiso. A continuación, un fragmento de las palabras pronunciadas durante el acto por las editoras en nombre de todo el equipo:

“El tiempo pasa inevitablemente, nada ni nadie lo detiene, el calendario avanza y una edición sucede a otra. Con satisfacciones y una que otra desilusión, llegamos a veintisiete años de publicaciones manteniendo el espíritu inicial pero con un esfuerzo constante por mejorar en todos los aspectos editoriales: contenido, diseño y rigor científico. Arquitexto comenzó en 1986 como un proyecto casi empírico, hoy ha llegado al número 82 y el ADCA nos sorprende con este premio. En primer lugar, les agradecemos de todo corazón por reconocer nuestra permanencia y nuestra labor de difusión de la arquitectura dominicana, y, con esto, apoyar la importancia del debate en el ejercicio profesional del diseño de interiores, arquitectónico y urbano. Si en el futuro nuestro trabajo continúa motivando nuevas miradas a la obra arquitectónica dominicana, sobre todo a la contemporánea, a la de los nuevos profesionales que con su ejercicio y pasión construyen cada día una imagen urbana de mayor calidad, entonces, queridos amigos y queridas amigas de la ADCA, no los habremos defraudado.”

Agradecemos los comentarios positivos que nos siguen enviando sobre el nuevo formato e imagen de la revista. Sus palabras y este reconocimiento nos obligan a dos cosas: a dar gracias y a seguir.