¿Presente y futuro del Concurso de Arte León Jimenes?

Concurso de arte, Concurso de Arte Eduardo León Jimenes, arte contemporáneo, arte dominicano, arte visual

En el 2014 se cumplen 50 años de la primera convocatoria del Concurso de Arte Eduardo León Jimenes, uno de los certámenes de iniciativa privada más importantes de la República Dominicana y de América Latina. Desde la edición 23, celebrada en el 2010, el Concurso de Arte Eduardo León Jimenes se adecuó a las nuevas tendencias del arte contemporáneo. Los cambios más significativos se concentraron en dos aspectos: someter las obras por medio de dosieres o portafolios (como única forma de presentación) y disminución de la cantidad de artistas seleccionados.

En esta edición 25, los cambios más importantes fueron la integración de un curador general del concurso (Sarah Herman) y la entrega del dosier en formato digital con el fin de agilizar los procesos y ser más “green friendly”. Los objetivos claramente enumerados en las bases del concurso fueron profusamente difundidos; se propuso: a) estimular las expresiones y prácticas artísticas contemporáneas; b) potenciar el rol del arte como articulador de relaciones sociales, y c) fomentar el arte como herramienta del pensamiento crítico en los artistas y sus públicos.

El jurado estuvo conformado por Andrea Giunta (argentina), escritora, investigadora y curadora, directora fundadora del Center for Latin American Visual Studies, Clavis, y del Seminario Permanente en Arte Latinoamericano; Sofía Hernández Chong Cuy (México), escritora y curadora de arte contemporáneo de la Colección Patricia Phelps de Cisneros desde el año 2011, y Jorge Pineda (República Dominicana), artista visual, curador y gestor cultural.

Se sintió pesimismo en los círculos de artistas visuales que sometieron sus obras al concurso y no fueron seleccionados. En el laudo aparecen artistas muy jóvenes, casi desconocidos y sin trayectoria, junto con unos cuantos nombres más conocidos. Muchos se indignaron porque de 136 dosieres sometidos, solamente se seleccionaron 14 artistas, cuando se podían seleccionar hasta 20. Artistas con una trayectoria sólida, aceptados anteriormente en las nuevas versiones del concurso, se quedaron fuera.

Opiniones

“Los ajustes y modificaciones en cada versión del CAELJ son fruto de una evaluación realizada por el Centro León luego de cada entrega, donde se identifican y proponen mejoras que vayan acorde con los tiempos. Es bueno hacer notar que el concurso, en sus cincuenta años y sus veinticinco ediciones, se ha transformado en la misma medida que lo han hecho las artes visuales y la sociedad dominicana.”
Lidia León Cabral, arquitecta y artista, [email protected]

“Los concursos o bienales siempre me emocionan. Respecto al jurado, me pregunto: ¿Por qué dos del exterior y solo uno nacional? En un concurso como este, la mayoría del jurado debería ser nacional e incluir un crítico, curador o coleccionista local. De igual manera, como visitante quiero ver más propuestas. Me cuestiono: ¿Solo hubo catorce interesantes? ¿Es arte elitista? ¿Por qué limitar la selección a veinte obras?”
Bingene Armenteros, directora de Arte Berri. [email protected]

“Como experimento, sugiero dejar atrás el formato actual basado en la selección de los artistas y estudiar la posibilidad de someter proyectos curatoriales a concurso; cada curador realizará su propia selección de artistas visuales. Estoy segura de que, sin importar los resultados, esta edición del CAELJ tendrá sus detractores y sus defensores. Esperamos con optimismo la premiación y exposición y que la próxima Bienal Nacional pueda aprender de esta experiencia.”

Texto: Guadalupe Casasnovas

Artista visual, Crítico de arte ADCA, miembro del comité editorial de Arquitexto.

¡Participa comentando aquí!