Planificar el Santo Domingo del siglo XXI

El desarrollo integral adecuado del parque litoral de Santo Domingo fortalecería a la República Dominicana frente a la nueva economía globalmundial. Todos los proyectos específicos que se enmarquen dentro de ese plan –como podrían ser el malecón, el Ozama, Sans Souci y el puerto de Haina– pueden ser catalizadores para lograr la diversificación de la economía urbana, revitalizar los barrios aledaños y elevar la calidad de vida de los ciudadanos. En el artículo se plantean algunos de los retos y oportunidades más importantes para su desarrollo y se presentan como referentes casos de éxito de diversas ciudades.

El emplazamiento de Santo Domingo de Guzmán y su rápido crecimiento como un puerto cultural y comercial durante la época colonial fue consecuencia de su relación simbiótica con el mar Caribe y el río Ozama. Esas aguas cálidas y cristalinas sirvieron como de infraestructura clave para desarrollar la economía citadina colonial. A más de 500 quinientos años de la fundación de la capital de la República Dominicana, estas mismas aguas servirán nuevamente para incentivar el crecimiento urbano, proveer sistemas de infraestructura de transporte masivo para sus residentes y transformarla en una metrópolis caribeña del siglo XXI.

Retos y oportunidades de desarrollo en Santo Domingo
El primer reto que enfrenta nuestra ciudad capital es el de implementar medidas innovadoras para prevenir, mitigar y gestionar el riesgo actual y futuro del cambio climático y sus los efectos desestabilizadores sobre nuestra economía, : destrucción deal destruir los más preciados recursos naturales, y la infraestructura costera y hasta desaparición deecer nuestro inigualable patrimonio histórico.

Un diseño estratégico de conjunto es necesario para adaptar nuestra infraestructura existente y gestionar el riesgo inminente. Los académicos de la Universidad de Tufts, auguran que la República Dominicana tendrá que asumir un costo de inacción anual del 9.7% por ciento del producto interno bruto (PIB), y en el 2100 este podría aumentar hasta a un 40.3% por ciento del PIB (2008, p. 3).

El segundo reto a subrayar para la ciudad de Santo Domingo consiste en situar a la capital dominicana con y su patrimonio histórico colonial, como un anhelado destino caribeño. Según el Mitur, en el año 2015 el país alcanzó la cifra record de 6,000 millones de dólares generados por el sector del turismo. El Banco Central reportó que en el mismo año el país recibió más de 5.5 millones de visitantes no residentes, de los cuales un 35% pertenecieron a la generación del milenio (cuyas edades oscilan entre los 21 y los 35 años). Con la reciente apertura de Cuba al mundo y los nuevos modelos eco-turísticos en de la región, existe un el riesgo de que la República Dominicana pierda su ventaja competitiva en turismo si no toma las medidas de lugar.

Un tercer reto que se debe resaltar, es como cómo superar el estado de “bancarrota” en que actualmente se encuentra el Cabildo del Distrito Nacional. Según la nueva administración liderada por el alcalde David Collado, el Ayuntamiento carga actualmente carga con una deuda de 2,000 millones de pesos proyectada al mes de diciembre del 2016, y augura que se verá obligado a endeudarse conen $400 millones adicionales. Esta situación limita considerablemente la capacidad del Cabildo de planificar la ciudad, hacer mejoras a en la infraestructura existente y garantizar los servicios municipales para todos los ciudadanos.

Santo Domingo es patrimonio oral e intangible de la Humanidad. Como primer asentamiento permanente en del Nuevo Mundo, tenemos la dicha de poseer una inigualable infraestructura histórica y cultural.

La capital dominicana puede atraer a una base aún más amplia de mercados turísticos, en combinación con los demás polos turísticos del país. La ciudad capital posee excelentes recursos naturales costero.s

Los dominicanos somos seres humanos excepcionalmente alegres, creativos e innovadores, fruto de una interesante mezcla de culturas en un impresionante emplazamiento caribeño. Las instituciones académicas locales también son actores importantes para educar y retener jóvenes profesionales, ya que estas, a pesar de sus limitaciones presupuestales, sirven de apoyo institucional para la investigación, la innovación y la colaboración entre todos los actores urbanos.

Existe un nuevo interés de inversión privada en nuestro litoral. En el año 2005, el Grupo Sans Soucí, una corporación privada, arrendó del al Gobierno una considerable cantidad de tierra para el desarrollo de un proyecto de uso -mixto en el litoral costero de Santo Domingo. Este proyecto ha iniciado comenzado la rehabilitación y expansión del puerto de Santo Domingo,; y promete construir y operar administrar un puerto deportivo [marina] y un exclusivo club náutico [yacht club],; desarrollar de 1,500 a 2,000 unidades residenciales, hoteles y áreas comerciales; , y promover un desarrollo orientado al turismo a través de la integración del puerto con la adyacente zona colonial adyacente.

PARQUE LITORAL DE SANTO DOMINGOPARQUE LITORAL DE SANTO DOMINGO

Algunos beneficios potenciales que pueden venir de la mano con del desarrollo:
– Los ciudadanos podrán disfrutar del frente acuático. Actualmente, Hoy en día necesitamos viajar fueras de los límites de la mismaciudad, para disfrutar las bellezas naturales que hacen de nuestro país tan un lugar reconocido mundialmente.

– Al desarrollar el litoral costero, podemos aliviar la congestión vial que se siente en el resto de la ciudad capital, ya que propiciaría la descentralización de los centros de empleos y crearía nuevos barrios de uso -mixto con nuevos espacios públicos para el disfrute de todos los residentes citadinos.
Santo Domingo, al igual que la mayoría de las ciudades contemporáneas, está pasando por procesos de reinvención y revitalización de sus los frentes marinosmarítimos. Solamente tenemos que mirar hacia afuera para comprender que hacer ciudad es mucho más que hermosear espacios públicos y mejorar la infraestructura vial.

Otros modelos
Antes de proponer un plan o modelo de desarrollo se deben de considerar todos los métodos comprobados para incentivar y planificar la regeneración holística de una ciudad costera. Al mismo tiempo, retarnos a innovar y proyectar una solución única concebida específicamente para nuestra realidad socioeconómica, cultural y política. Un plan exitoso requiere de un excelente diseño, una vigorosa estrategia de desarrollo económico, voluntad política, participación activa del sector privado y la inclusión de la sociedad en el proceso de planificación. A continuación, discutimos los procesos y planes exitosos que han garantizado la prosperidad y el crecimiento planificado de cuatro ciudades globales.

Hamburgo
En Hamburgo están implementando el famoso plan maestro de HafenCity, el plan urbano de revitalización portuaria más grande de Europa, el cualque fue aprobado por el Senado de Hamburgo en febrero del año 2000.
El plan establece normativas urbanas, arquitectónicas y ecológicas para 1,570,000 metros cuadrados del centro marítimo de la ciudad con 57 proyectos completados y 50 en camino.

HAMBURGO. Los residentes y turistas disfrutan de la vida cultural de Hafen City. Imágenes cortesía de Hafen CityHAMBURGO. Los residentes y turistas disfrutan de la vida cultural de Hafen City. Imágenes cortesía de Hafen City
HAMBURGO. Los residentes y turistas disfrutan de la vida cultural de Hafen City. Imágenes cortesía de Hafen CityHAMBURGO. Los residentes y turistas disfrutan de la vida cultural de Hafen City. Imágenes cortesía de Hafen City

Nueva York
En Nueva York, una gran visión común fue capaz de crearauspició la creación de docenas de nuevos proyectos y desarrollos que revitalizaron diferentes zonas costeras de la ciudad. OneNYC, un plan para el borde acuático de los cinco condados de la Ciudad de Nueva York, condujo a la generación de proyectos como el East River Waterfront Project, el parque Brooklyn Bridge, el redesarrollo de la refinería de azúcar Domino, la isla Governors y la “Gran U”. En el caso del Highline de Nueva York, este proyecto atrajo nuevos residentes, nuevas instituciones culturales, compañías innovadoras y un número sin precedentes de turistas a una zona previamente dilapidada de la zona oeste de Manhattan

NEW YORK. Navy Yard de Brooklyn y proyecto de uso mixto Domino Sugar en Williamsburg. Imágenes cortesía de SHoP ArchitectsNEW YORK. Navy Yard de Brooklyn y proyecto de uso mixto Domino Sugar en Williamsburg. Imágenes cortesía de SHoP Architects
NEW YORK. Navy Yard de Brooklyn y proyecto de uso mixto Domino Sugar en Williamsburg. Imágenes cortesía de SHoP ArchitectsNEW YORK. Navy Yard de Brooklyn y proyecto de uso mixto Domino Sugar en Williamsburg. Imágenes cortesía de SHoP Architects

Filadelfia
En Filadelfia, la primera ciudad americana en recibir el honor de ser considerada patrimonio de la humanidad, se logró un gran proceso de transformación urbana, conservando y celebrando sus bienes históricos. En el 2012, la ciudad emprendió un gran esfuerzo decomenzó a reinterpretar y cambiar su código de zonificación para facilitar el futuro crecimiento urbano e implementar un nuevo proceso de revisión y diseño cívico. Su impresionante crecimiento se debe a la habilidad capacidad de la ciudad de atraer y retener a la generación del milenio. Entre el 2006 y el 2014, la ciudad atrajo a 120,600 milénicos adicionales, siendo y es la ciudad americana en donde más rápido crece este estamento de la población.

FILADELFIA. Proyecto Schuylkill Yards. Imagen cortesía de SHoP ArchitectsFILADELFIA. Proyecto Schuylkill Yards. Imagen cortesía de SHoP Architects

Medellín
En Medellín se han enfocado en a promover proyectos urbanos a través de las asociaciones público-a privadas, como es el caso de las Empresas Públicas de Medellín (EPM). El EPM es una de las compañías de utilidad pública más lucrativas de SuraméricaSudamérica, generándole y le genera a la ciudad grandes beneficios a la ciudad. Esta alianza estratégica del EPM y la Ciudad de Medellín ha logrado planificar grandes áreas de la ciudad y construir bibliotecas, escuelas, espacios públicos e infraestructura de transporte. Ahora algunos de los barrios más pobres de la ciudad colombiana, cuentan con una importante red de infraestructura social conectada por modernos sistemas de transportes que permiten la fácil movilidad de sus ciudadanos. La arquitectura y el diseño urbano de calidad jugaron un rol clave en el éxito de estos proyectos, ya que trajeron dignidad, orgullo y belleza a estos barrios.

Ahora es el momento de soñar grandes cambios e involucrar incluir a toda la población en la ardua labor de “hacer ciudad”. Santo Domingo tiene todas las posibilidades de recuperar su lugar como puerto de entrada a nuestro país y al Caribe.

No debemos de desperdiciar este momento. Ahora más que nunca, necesitamos de un plan integral para el futuro de nuestro litoral urbano, potenciando nuestro gran patrimonio cultural e histórico y nuestra gente. Debemos de celebrar y enorgullecernos de nuestra condición de isla, y de la dominicanidad, y construir la ciudad caribeña del siglo XXI.

Referencias:
Bueno, R., Herzfeld, C., Stanton, E. & Ackerman, F. (2008) El Caribe y el cambio climático: los costos de la inacción. Tufts University. Recuperado de: http://ase.tufts.edu/gdae/Pubs/rp/Caribbean-full-Eng-lowres.pdf

¡Inicia una conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*