PB 107

PB 107 es una elegante residencia enclavada en la Ciudad Colonial de Santo Domingo, destinada a segunda vivienda. La cuidada renovación del inmueble, los nuevos elementos arquitectónicos de carácter contemporáneo y el exquisito gusto en el diseño de interiores muestran un gran respeto y admiración por la arquitectura colonial. Con esta propuesta contemporánea se enmarca, resalta y complementa la arquitectura de un inmueble con más de 400 años de historia.

El inmueble que actualmente alberga la residencia PB 107 sobre la calle Padre Billini es una típica casa de arquitectura colonial del siglo XVI, que se caracteriza por un patio interior o español, columnas y arcos de medio punto de ladrillo y gruesos muros de tapia. Los elementos arquitectónicos del edificio cuentan las diferentes intervenciones realizadas a lo largo de más de cuatros siglos.

La intervención consistió en un cuidadoso trabajo de rescate de los elementos arquitectónicos originales que se conjuga con una renovación realizada con un sello contemporáneo.

El color de los diferentes elementos de madera va de acuerdo con el efecto que se quiere lograr en cada espacio. El color oscuro apuesta por espacios elegantes y sobrios, mientras que el gris claro imprime un carácter más ligero y actual.

En los huecos de la fachada se colocaron ventanas batientes de cristal con contraventanas de madera maciza.

En los pórticos de ladrillo, las puertas de vidrio se colocan detrás de los arcos de medio punto para no invadir el elemento.

Todos los pavimentos de la residencia fueron sustituidos por piezas de mármol de gran formato de diferentes tonos. En los espacios más pequeños se colocaron a plumilla para no evidenciar el descuadre de los muros originales.

El diseño de iluminación incluye luces empotradas en el piso, lo que permite resaltar elementos, materiales y texturas.

Todos los sistemas de la casa se controlan a distancia: los equipos de piscina, los aires acondicionados, la iluminación y el sonido pueden ser accionados a través de dispositivos electrónicos. La casa cuenta además con un sistema de paneles solares interconectado a la red.

La pequeña piscina cubierta de piedra verde de Bali funciona también como un espejo de agua sin fin. Sobre un pozo existente de unos setenta pies de profundidad se colocó una tapa de vidrio templado que permite apreciarlo.

La cocina se encontraba en el centro de la propiedad, sin luz ni ventilación natural. En un sótano debajo de la cocina de servicio se alojan los cuartos técnicos, mientras que en un mezanine se ubica la habitación de servicio.

El elegante comedor se comunica directamente con la cocina y con el espacio de distribución. El diseño del techo es un artesonado clásico de caoba y tablillas de cedro, aunque el acabado de la madera denota su confección contemporánea.

La escalera original de la casa fue clausurada para tener más espacio en ambos niveles: un espacio de distribución en el primer nivel y un gran salón de estar en el segundo.

El espacio donde anteriormente estaba la cocina se aprovechó para generar una escultórica y moderna escalera.

En la habitación principal también se utiliza el recurso del espejo en la pared del fondo, lo que hace que se repitan indefinidamente las vigas de madera. El muro grueso detrás de la cama cumple la doble función de ser espaldar y closet; está hecho con el sistema de muro seco y paneles de fibra de vidrio, y terminado con estuco negro.

El baño principal disfruta una buena iluminación y ventilación natural. Posee una entrada de luz cenital que baña la pared perimetral de ladrillos originales. Los revestimientos son de mármol Volakas en los muros y una combinación de Volakas y Palisandro Bluette en el piso. inodoro.

Una escalera caracol de hierro con una detallada orfebrería, diseñada por el mismo arquitecto, comunica el segundo nivel con la azotea donde se obtiene una vista de 360 grados de la Ciudad Colonial. Una galería exterior descubierta conecta la terraza con un cuarto de huéspedes. La geometría irregular, la estructura metálica y la baranda de vidrio flotante la identifican como una intervención contemporánea.

  • Plantas arquitectónicas de primer y segundo nivel, sección y elevación del patio
PB 107 (2017)
  • Ubicación: Calle Padre Billini 107, Ciudad Colonial, Santo Domingo
  • Área total de construcción: 625 m2
  • Diseño arquitectónico e interior: Arq. Ramón Emilio Jiménez Vicens, Arquimilio
  • Decoración: Ilumel
  • Contratista general: Proyectos Integrales de Ingeniería y Arquitectura (PIIA)
  • Restauración: PIIA
  • Consultores:
  • Estructural y sanitario: PIIA
  • Eléctrico: ValMart
  • Sistemas de a/a: CJ Socias
  • Diseño de iluminación: My Space y Arquimilio
  • Paisajismo: Johnny Tejeda y Natalia Franch (Bosques Urbanos)
  • Cerramientos y barandas de cristales: Openglass

¡Inicia una conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

© Arquitexto 2018. República Dominicana.