Casa Rosabaya

La Casa Rosabaya posee un estilo arquitectónico único, en el que predomina el estilo moderno y los materiales en su estado natural. La villa vacacional de 12 habitaciones fue concebida para ser rentada y rescata soluciones de la arquitectura dominicana popular y vernácula como los bloques calados, los amplios aleros y los elementos de protección de las ventanas utilizando un lenguaje moderno y contemporáneo que potencia la expresividad del hormigón expuesto, presente en prácticamente todos los elementos arquitectónicos. Emplazada en primera línea frente al mar en playa Cosón, la vivienda integra la vegetación a través de patios, pasadizos e intersticios que diluyen el límite entre interior y exterior.

La Casa Rosabaya se encuentra en primera línea frente al mar en Playa Cosón, cuya blanca arena es una de las más hermosas de la República Dominicana; está a 5 minutos en automóvil del pintoresco poblado turístico de Las Terrenas (Samaná) y a 300 metros de la playa de los dos hoteles más prestigiosos de la zona, los cuales ofrecen restaurantes de calidad y spa para complementar la oferta de la villa. Los 60 metros que separan la villa del mar tienen un hermoso jardín tropical con césped, cocoteros y palmeras. La orientación al oeste permite disfrutar bellas puestas de sol sobre el mar.

Con una superficie de construcción de 1,500 metros cuadrados, el programa de áreas está distribuido en dos niveles. La villa consta de12 habitaciones (dos de ellas son suites) con capacidad para acomodar 28 huéspedes, áreas sociales integradas y abiertas, dos cocinas totalmente equipadas (una principal central y una secundaria), un bar al aire libre situado al lado de la piscina con un amplio jacuzzi climatizado (para 20 personas) y una gran terraza de 300 metros cuadrados Gracias a estar situada en un lote de esquina tiene dos entradas vehiculares al estacionamiento para doce vehículos frente a la vivienda, asegurando un mejor flujo.

Todas las habitaciones cuentan con baño privado, ventilación natural, climatización y, lo más importante, todas tienen vista al mar. Los baños de las dos suites principales están equipados con bañera, además de ducha. Todo el conjunto cuenta con accesibilidad universal por medio de rampas, y una de las habitaciones está adaptada para personas con alguna discapacidad. La villa dispone de equipos de generación eléctrica propia (en caso de interrupción) para garantizar el mejor servicio y comodidad de sus ocupantes.

El diseño y la construcción estuvieron a cargo de Arkina, un estudio liderado por un matrimonio de arquitectos con experiencia heredada de padres arquitectos y relacionados al mundo de los bienes raíces con una larga trayectoria en el desarrollo de proyectos residenciales y turísticos. El encargo de diseño tenía la particularidad de que se trataba de una vivienda de uso vacacional enfocada al negocio inmobiliario, un lugar para rentar, para varias familias o grupo de amigos, o para eventos especiales, celebraciones, e incluso casa de retiro.

Este factor determinó en gran medida las características del diseño, en el que se priorizan las áreas sociales, con un tamaño de dormitorio más reducido del estándar de las villas turísticas. Un aspecto a destacar es que muchas de las soluciones formales tienen como punto de partida referencias a la arquitectura popular y vernácula dominicana, manteniendo siempre un lenguaje moderno y contemporáneo adaptado a los requerimientos de los clientes. Entre estos elementos se destacan los amplios vuelos para protección de las ventanas y los bloques calados, un elemento arquitectónico tradicional del trópico que permite el flujo de aire constante para evitar la humedad y los mosquitos, y aporta hermosas entradas de luz difusa.

Una condición importante del terreno es que el nivel freático está aproximadamente a un metro de la superficie. Para evitar inundaciones se elevó la casa 1.40 metros sobre el nivel cero (dado un declive natural que existía en la parte posterior del terreno), con lo que se logró nivelar el primer piso con el área verde frente a la casa. Esta elevación del terreno contribuye a amortiguar la humedad relativa existente, al tiempo que garantiza el acceso al sistema de cableado eléctrico y sanitario, lo que hace más eficaz el servicio de mantenimiento cuando sea necesario.

  • Planta de conjunto, primer nivel y segundo nivel
Casa Rosabaya
  • Ubicación: calle Ramal Viva, Cosón, Las Terrenas, Samaná
  • Propietario: Jean Christophe Godfrin y Pascal Demesse
  • Área total de construcción: 1,407 m2
  • Área del solar/lote: 3,665 m2
  • Diseño arquitectónico: arquitectos Joey Rapaglia y Monica Desangles, Arkina
  • Estructural: Kurt Hansen (Ofinza)
  • Eléctrico: Ing. Miguel Pérez
  • Sanitario: arq. Alejandro Fernández
  • Contratista general: Arq. Joey Rapaglia (Arkina)
  • Supervisión: Arq. Wady Ureña
Comparte este artículo.

¡Inicia una conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

© Arquitexto 2021. República Dominicana.