Estudio Cromático de conservación de fachadas en edificaciones del centro histórico de Santiago de los Treinta Caballeros

TEXTO Y FOTOS: Arq. César Payamps Fernández. Director y planificador del estudio.

Trabajos de conservación y puesta en valor

Hablar de la conservación de monumentos no sólo es referirse a grandes proyectos, también tiene que ver con el conjunto de actividades que deben ejecutarse sobre una edificación, desde su limpieza cotidiana y su mantenimiento básico hasta la protección de sus materiales a través de la película o pintura. El color o cromatismo de las fachadas es un elemento determinante en la percepción cognoscitiva del paisaje urbano y, sobre todo, de los centros históricos.

Las ordenanzas municipales y nacionales sobre la regulación de las edificaciones deben ser el resultado de una catalogación de su patrimonio y sus monumentos.

Estas ordenanzas deben especificar la conservación de su arquitectura y proponer que su cromatización esté acorde con sus características estilísticas originales. El estudio cromático de conservación de fachadas en las edificaciones del centro histórico de Santiago de los Treinta Caballeros ha sido ejecutado como sustento de las acciones de “ganancia rápida” del Plan Estratégico del Centro Histórico, dentro del proyecto Pintura e iluminación del centro histórico de Santiago, marzo de 2007.

Han intervenido, en conjunto, la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, Tranvialsa, Cabinda, el Consejo para el Desarrollo del Centro Histórico, el Consejo para el Desarrollo Estratégico de Santiago y el Ayuntamiento del Municipio de Santiago. La metodología aplicada a cada análisis individual en su contexto escénico ha servido para obtener rápidos efectos de realces y rehabilitación del patrimonio existente, lo cual permite priorizar, planificary presupuestar las futuras acciones e intervenciones que pudieran darse en estas áreas urbanas. El estudio en cuestión no se ha limitado

a los aspectos propios del cromatismo de las edificaciones, sino que también recomienda el tipo de trabajo más viable y necesario para las reparaciones mínimas de conservación. Estas acciones han consistido en:

  1. Visita de la obra y análisis de sus elementos

y materiales arquitectónicos.

  1. Especificaciones sobre el estado de

conservación y naturaleza, calidad y

colores de los materiales a utilizar.

  1. Fotografías y dibujos de la fachada,

indicando la distribución de cada

tono.

  1. Patrones pintados con los colores

recomendados.