Iluminación sostenible. Entrevista al Arq. Luís Lozoya Granier

El arquitecto Luis Lozoya es conocido por sus diseños de iluminación de importantes proyectos a través de su empresa Luz + Forma. Lozoya visitó el país como conferencista internacional de la Green Building Expo y compartió con Arquitexto su punto de vista sobre la importancia y las posibilidades del diseño de iluminación.

Lozoya visitó el país como invitado internacional del Congreso Green Building Expo para presentar una interesante conferencia sobre su experiencia. En Santo Domingo, Lozoya es autor del diseño de iluminación del Acrópolis Center y el Ágora Mall.

MS: Siendo usted arquitecto, ¿cómo incursionó en el mundo de la iluminación?
LL: Es una historia larga que voy a tratar de hacer lo más corta posible. Por invitación de un amigo, ingresé en una empresa de iluminación que estaba trabajando en la construcción del Hotel Lincoln de la ciudad de México; necesitaban a alguien que hablara inglés y supiera dibujar, cumplí los dos requisitos y me gustó lo que hacía. A partir de ahí decidí dedicarme a la iluminación y finalmente estudié una maestría en iluminación, lo demás es historia.

MS: ¿Qué efectos o emociones proporciona la luz en la arquitectura?
LL: Una de las cosas que me interesó desde un principio en cuanto a poder desarrollarme en este mundo de la iluminación es que la luz es el único elemento no tangible de la arquitectura, un elemento que no se puede tocar pero que manipula y modifica los espacios. Podemos hacer que los espacios chicos se vean grandes y los grandes se vean chicos. La luz puede permitir que la arquitectura se desarrolle de una forma completamente diferente en cuanto a la apreciación del usuario.

MS:¿Qué virtudes se pueden lograr al utilizar una iluminación adecuada en ciertos espacios?
LL: La iluminación es un componente básico de la arquitectura para hacer funcional un espacio, para que sea habitable. Si no tenemos condiciones de iluminación, tanto natural como artificial, simple y llanamente no podemos vivir o habitar los espacios o disfrutarlos. Es tan importante como cualquier otro componente de la arquitectura. Por otro lado, también es un factor que afecta el estado de ánimo y hasta la salud: si no hay suficiente luz, esto puede tener efectos negativos.

MS: ¿Qué puede decirnos sobre la tendencia hacia la iluminación sostenible?
LL: Es un hecho de lógica, estamos en un momento en el cual los recursos que la humanidad consume son más de los que el planeta puede proveer. Estamos en una situación de límite, no hay manera de que el estilo y la forma de consumo sean sostenible en el tiempo. Tenemos que buscar las maneras de hacer que este proceso arquitectónico sea lo más eficiente posible en cuanto al uso de recursos. Si la iluminación es parte de estos recursos, el hecho de poder cumplir las necesidades de iluminación del edificio –tanto artificial como natural– consumiendo y utilizando la menor cantidad posible de recursos hace racional el desarrollo de la obra. Y esto es lo que tratamos de lograr.

Reseña biográfica
Luis Lozoya Granier estudió Arquitectura en la Universidad Nacional de México y realizó un posgrado en Iluminación en la Universidad de Filadelfia (Estados Unidos). En 1994 fundó en México la empresa Luz + Forma, especializada en el diseño de iluminación en áreas públicas, edificios corporativos, centros comerciales y de esparcimiento. Sus trabajos incluyen todo tipo de diseños que enmarquen la hospitalidad, el entretenimiento y el desarrollo de nuevos sistemas de iluminación.