Peperoni Santo Domingo

El nuevo restaurante Peperoni reaparece con una infraestructura gastronómica ejemplar, un diseño atractivo y contemporáneo, de muy buen gusto, que ofrece a los comensales ambientes diversos, desde la elegancia y formalidad del comedor, pasando por la atmósfera íntima del lounge y bar, hasta el espacio más relajado de la terraza. A cada uno de ellos, los materiales utilizados, el mobiliario, las obras de arte y la iluminación le confieren una identidad fuerte y distinguida.

Para seguir siendo sinónimo de elegancia y buen gusto, los nuevos propietarios optaron por una mejora de los estándares y de la imagen visual de la marca, cuidando cada detalle desde el funcionamiento hasta el diseño del espacio.

La ubicación fue uno de los elementos claves, ya que se quería un lugar estratégico de fácil acceso y con una buena presencia urbana, por lo que el lote de esquina en el céntrico sector de Piantini donde se levanta el restaurante resultó ideal.

El restaurante cuenta con tres espacios fundamentales: el salón principal para comer, un área de lounge –ideal para encuentros sociales, compartir bebidas o tapas antes o después de la comida y que sirve como área de espera o sobremesa– y la terraza, que ofrece un ambiente más informal.

La fachada es discreta y en ella predominan los revestimientos de porcelanato de tono oscuro destacado por la iluminación.
En el interior se destacan los cambios en el material de revestimiento de las paredes, madera, espejos y rafia, destacados por los apliques de pared. Las lámparas colgantes contribuyen a bajar la escala y fueron diseñadas especialmente para el local por un fabricante internacional.

Al fondo del salón, como punto focal, está la bodega con una gran vinera con capacidad para 1,200 botellas, con cerramientos de vidrio. Sobre esta, en el segundo nivel, se dispuso una especie de balcón o mezanine que es utilizado como área de músicos, DJ o banda, lo que permite una buena visibilidad.

El mueble del bar está revestido de mármol importado y la iluminación indirecta resalta el mueble de respaldo dando visibilidad a las botellas y al espejo con tratamiento envejecido. En las paredes, los paneles modulares de cemento aportan un acento industrial y contemporáneo.

En la terraza se conserva la misma altura para mantener el fresco, a lo que contribuye la orientación hacia el este. En este espacio se incluyó otra barra para ofrecer servicio directo a los clientes que prefieran esta área. Las cubiertas de lona y cortinas tipo perma brindan la protección necesaria frente a las inclemencias climáticas.

El corredor que da acceso a los baños se ubica de manera discreta para dar privacidad a los usuarios.
Todos tienen la misma terminación con variaciones de colores. Los revestimientos de cerámica de las paredes se combinan con los paneles de madera que continúan hacia el cielo raso que junto con los pavimentos de porcelanato con textura de madera ofrece una atmósfera muy cálida.

Se dispuso una entrada independiente de proveedores, con un área de lavado, de forma que todo entra limpio a la cocina, para ser guardado ya sea en el almacén o en el cuarto frío.

Un aspecto importante es que el diseño tiene en cuenta la accesibilidad universal: una vez salvado el desnivel de la entrada con una cómoda rampa, todo el restaurante se desarrolla en el mismo nivel, lo que es conveniente tanto para la circulación de los clientes con necesidades especiales como para los camareros. Todos los sistemas técnicos están automatizados, incluyendo una programación de la iluminación de los ambientes para las distintas horas del día.

  • Planta arquitectónica y de conjunto
Peperoni Santo Domingo (2019)
  • Ubicación: Federico Geraldino esq. Víctor Garrido Puello, Santo Domingo
  • Propietario: Jean Pierre Bahsa
  • Área total de construcción: 900 m2
  • Área del solar: 1100 m2
  • Diseño arquitectónico: Cesar Hiraldo y Leonor García de Bahsa, N.R.D.A. LAB
  • Colaboración: Priscilla Colón
  • Diseño interior y decoración: Leonor García de Bahsa y Andrés Aybar
  • Consultor Estructural: Oliver Guillen
  • Consultor Eléctrico: José Ovalle
  • Aire acondicionado: Pedro Zaglul (Grupo Racheza)
  • Diseño iluminación: Leonor García de Bahsa y Luis Sturla
  • Diseño acústico: SVL Sound Video Lighting
  • Diseño paisajístico: Leonor García de Bahsa, Andrés Aybar e Ingrid Báez
  • Diseño gráfico: Mariela García de Álvarez y Leonor García de Bahsa
  • Contratista general: Franz Vicini
  • Supervisión: Priscilla Colón
Mira cada proyecto
Comparte este artículo.

¡Inicia una conversación!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

© Arquitexto 2019. República Dominicana.